pareja

Hay momentos íntimos en la pareja en los que lo mejor que puedes hacer es tener la boca cerrada si no quieres dormir en el sofá o que el sexo se convierta en una discusión tonta. Todas las personas tienen manías en la cama y frases que te excitan mientras haces guarrerías.

Una cosa es susurrarle al oído a tu pareja algo bonito o soplarle hasta que se le ponga el vello de punta y otra muy distinta “narrar un partido de fútbol” mientras estás en la faena.

El día parece no tener suficientes horas para encontrar alguno en el que estés tranquilo con tu pareja y podáis desatar vuestra pasión. Así que, para una vez que lo consigas, es mejor que no cometas los siguientes fallos.

El problema es que puede ser que la próxima vez que mantengas relaciones sexuales te acuerdes de este artículo y te rías, con lo que tampoco culminarás el polvo. Así que estás a punto de no poder dar “marcha atrás”. Una vez que lo leas esas frases aparecerán en tu cabeza.

Complejo de película porno

pareja

Estar con tu pareja en medio del coito, muy concentrado. Y, de pronto, escuchar a “Maluma” hablándote no es para nada erótico. Puede resultar hasta “chistoso” si no es tu forma natural de hablar.

Esas cosas funcionan en las películas porno. Puede ser que dentro de tu cabeza suene muy excitante y lujurioso, pero, créeme, cuando lo dices en alto puede ser el final de algo que podría haber acabado mejor.

El móvil apagado

pareja

El teléfono móvil debería estar prohibido mientas estás con tu pareja. Es horrible que estés a punto de tener un orgasmo y que de pronto te suene el teléfono. Que se encienda la luz es igual de molesto. No cuenta decir: Lo tengo en silencio.

Sin embargo, si es molesto que te interrumpa el coito el móvil, aún más lo es si dice: “¿Puedo cogerlo?” Da igual lo que suceda tras esa frase, te tocará ocuparte de tus necesidades porque seguro que la cosa no termina bien.

Momento zoofilia

pareja

Puedes ser todo lo amante de los animales que te dé la gana, pero tenerlos en la habitación mientras estás intentando mantener relaciones sexuales con tu pareja NO ES BUENA IDEA. No le pasa nada a tu mascota si la dejas fuera de tu vista durante un ratito.

Ponte en situación. Estás acostado, con tu pareja encima dándolo todo y de pronto, en el caso de los perros, aparece una cara con ojitos de pena que apoya la cabeza en el colchón a tu lado, te mira extrañado mientras babea y tú le dices algo para que no se sienta solo… Erotismo nivel cero.

Pero la cosa puede ir a peor según la mascota. Si tienes un gato y tu pareja es un hombre puede acabar muy mal. ¿Sabes lo que les gusta a los gatos jugar con las bolas? Pues échale imaginación sobre lo que puede suceder…

Lista de la compra

pareja

El tiempo que se tiene para estar en pareja es casi nulo y se sabe que tienes miles de responsabilidades, pero como ya te he dicho y te repito: Hay momentos para todo. Es muy desagradable y corta mucho que tú estés en lo mejor del coito intentando que la otra persona disfrute y tenga un orgasmo mientras que el otro está pensando en qué falta en la nevera.

Lo peor no queda ahí, es todavía más triste que, cuando crees que todo es perfecto, el otro te suelte de buenas a primeras: Cariño, ¿hay que comprar leche? La leche es la que le dabas tú en esos instantes seguramente. Un poquito de por favor, cuando estés en el lío olvídate de las sartenes y preocúpate por el mango…

Charla en pareja precoito

amor

Puede suceder que te pases el día en casa sin hablar absolutamente con nadie hasta que tu pareja llegue del trabajo o que hayas tenido un mal día, pero ¿no puedes terminar para contarlo?

Los preliminares son una parte importante del sexo y pueden ser más gratificantes incluso que el orgasmo, no los desperdicies hablando.

Hay personas que incluso cuando tienen los genitales de su pareja en la boca continúan hablando. No es momento de contarle tu vida, para eso tienes el postcoito. Estaréis relajados por haber tenido buen sexo y será mucho más fácil que te escuche.

Retransmisión en directo

pareja

En ocasiones, no saber qué va a suceder es mucho más emocionante que saberlo. Hay personas que creen que su pareja necesita estar al tanto de lo que va a hacer cada segundo del acto sexual.

Hay dos formas de ver este apartado:

  • Una es contarle al otro que vas a besarle en el cuello de forma delicada y hacerlo a la vez que tus labios rozan su cuerpo mientras lo dices. Esa es la forma de hacer que tu pareja se ponga a cien.
  • Y otra, es decir: Voy a lamerte la nalga, voy a chuparte un dedo del pie, voy a escupirte en la cara… ¡¡ASÍ NO!! Si no vas a hacerlo de forma sensual y que provoque pasión, mejor no hables y simplemente piénsalo.

Cuestionario

cuestionario

Es normal que quieras saber si a tu pareja le está gustando o si quiere probar otra postura o que le hagas algo en especial. Pero no en modo estadista frustrado.

Cuando estás con una persona que no conoces bien y estáis teniendo sexo, las dudas pueden estar más presentes que el acto en sí. Puede que los nervios te jueguen una mala pasada y te lleves todo el rato preguntando si está bien, pero NO LO HAGAS.

Resulta realmente incómodo estar concentrado mientras tienes que ir respondiendo un cuestionario cada minuto que pasa.

Lo único que tienes que recordar es que, si no vas a decir nada más bonito que el silencio, simplemente quédate callado y actúa. La mayoría de las veces la mejor opción para no meter la pata durante el coito es no hablar. Recuerda que, calladito, seguro que estás mucho más guapo.