Las locuras de Sánchez con el alquiler enfadan al inmobiliario.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno.

El actual Gobierno está estudiando cómo crear nuevos impuestos para cubrir el déficit de las arcas de la Seguridad Social. Como comentamos anteriormente, el impuesto más llamativo ha sido el que tiene previsto aplicar al diésel de manera directa, donde las estimaciones muestran un incremento en torno a los 9,5 céntimos.

De ahí que se abra de nuevo el debate de la fiscalidad en España y de cómo una nueva regulación más justa beneficiaría al conjunto de la sociedad para que no paguen “justos por pecadores”.

Entre otros impuestos, el que mayor recaudación se prevé que consiga es el incremento del tipo efectivo del Impuesto de Sociedades, hasta el 15% frente al 6% actual, 4.000 millones de euros adicionales. Esto afectará directamente a las pymes, que conforman el 99% del entramado empresarial Español.

energía renovable

El Gobierno “impondrá” la transición energética

Durante los últimos años, los diferentes gobiernos de las primeras potencias mundiales se han comprometido a resolver, o al menos a poner parches, sobre...

Impuestos verdes, 13.500 millones de euros entre varios impuestos diferentes, subida del tipo marginal de IRPF, impuestos digitales (expectativa de 1.500 millones de euros de recaudación) e incluso el incremento de los mínimos del Impuesto de Sucesiones, que actualmente volverá a ser competencia estatal y que de momento no se ha cuantificado. También se está estimando una posible subida del impuestos sobre las pensiones. Y tras la aprobación de los presupuestos heredados se incrementará el tipo marginal para todos los tramos del IRPF.

También a la banca, ¿a quién cree que repercutirán las entidades financieras esa subida de impuestos? Los bancos darán menos interés en sus depósitos e incrementará el interés de los créditos, básicamente. Pero por otro lado. con el nivel actual de salarios y la flexibilidad contractual entre trabajadores y empresas, va a ser muy difícil lograr ese estado del bienestar, ya que es necesario subir los salarios y eso es algo que hay que negociar. Son las empresas las encargadas de, con un entorno laboral competitivo, subir los salarios acorde a las subidas de los precios.

Sólo nos queda observar al próximo verano de 2019, cuando en principio el BCE comience a subir los tipos de interés y establezca un entorno inflacionario en donde será necesario subir los salarios para poder sobrevivir. Es papel del Ejecutivo adelantarse a esta situación que está por venir y comience a fomentar que los salarios suban con más fuerza que nunca.

Dario García, analista de XTB

Comentarios