Fiat
Sergio Marchionne, ex CEO de Fiat Chrysler | Federico Bernini/Bloomberg

La compañía se llama Fiat Chrysler, y dentro de la firma se aglutinan más de media docena de marcas y enseñas míticas. Pero el verdadero éxito de la empresa, y los movimientos realizados en los últimos días, tienen un culpable: la marca Jeep.

Esa es la clave por la que Mike Manley, británico de 54 años, ha sido el elegido para sustituir a Sergio Marchionne al frente de la compañía. Y es que, pese a que su marcha estaba anunciada desde hacía tiempo, un repentino deterioro de su salud ha provocado que el director ejecutivo de la compañía durante 14 años haya dado el relevo antes de los previsto.

Ahora es turno para Manley, que ha sido jefe de la marca Jeep de Fiat Chrysler Automobiles desde 2009. De este modo, el conocimiento de esta enseña habría sido uno de los motivos para su elección. Y es que se espera que sea una de las piezas clave en el plan de la compañía para duplicar los ingresos en los próximos cinco años. Así, los vehículos Jeep y Ram, que estaban bajo la supervisión estratégica de Manley ya eran responsables del 67% del volumen total de ventas en Estados Unidos, según Bloomberg Intelligence (BI).

Mercedes

Mercedes y Volvo sacan tajada en la cruzada contra el diésel

Ha llegado la hora del coche eléctrico. Quizá no de su venta, puesto que todavía sigue muy lejos de los niveles de los vehículos...

Marchionne había puesto como plazo para retirarse abril de 2019, pero unos graves problemas de salud han acelerado los planes dentro de la compañía. Una situación, si cabe, que durante estos días ha acelerado el nerviosismo en Fiat, puesto que se trataba de una decisión estratégica de mucho calado.

LOS RETOS DE MANLEY CON EN FIAT… Y CON EL JEEP

La llegada de Manley a lo más alto de la compañía no está exenta de diversos y complicados retos. El primero de ellos tiene que ver con la electrificación de la flota de vehículos; algo que exige la sociedad y, dentro de muy poco, las autoridades de cada país. El otro frente abierto debe ser impulsar las marcas de lujo Alfa Romeo y Maserati; y, claro está seguir elevando el perfil comercial de Jeep, sobre todo en regiones compo China.

“No es un tipo con un gran ego. Esa es otra razón por la que será un buen líder “. Así se ha manifestado sobre Manley la analista ejecutiva de Kelley Blue Book, Rebecca Lindland. Aunque deja claro que tendrá que tomar decisiones muy importantes desde muy pronto y se verá si verdaderamente está preparado.

El nuevo CEO comenzará de inmediato sus funciones, de acuerdo con un comunicado de la compañía. Aunque será sencillo para Manley, puesto que lleva enrolado en la compañía desde 2000, aunque fue en Chrysler, antes de todo el proceso cirporativo de compras y fusiones que ha vivido la compañía.

Su gran éxito ha sido la gestión de la marca Jeep, de la cual estiman los analistas que por ella misma podría tener un calor de 30.000 millones de dólares en el mercado. El objetivo ahora es duplicar el volumen de ventas de Jeep hasta 2022, de los 1,4 millones de vehículos vendidos el año pasado. Necesita un impulso del 40% este año para cumplir con el ‘objetivo 2018’ de 2 millones establecido por Marchionne.

Tommaso Ebhardt and Gabrielle Coppola para Bloomberg