Ferrovial

A vista de pájaro, los números rojos de Ferrovial en el último año, más las disputas con el ayuntamiento de Birminghan, podrían ser motivos suficientes para repetir un comienzo de año en Bolsa similar al del 2018. Sin embargo, la acción no sólo no ha sufrido caídas importantes, sino más bien todo lo contrario. Desde enero, la revalorización ha sido del 15,8%, llegando a cotizar a 21,05 euros (valor que no alcanzaba desde diciembre de 2015) desde los 17,71 con los que arrancó el ejercicio 2019. Los máximos de la compañía se situaron en ese mismo año (octubre) en 23,32 euros.

“A pesar de entrar en números rojos en el último año, creemos que la acción sigue teniendo valor. Ha conseguidos diversificar su negocio geográfica y sectorialmente, algo que creemos que será interesante para el porvenir de la empresa, centrado históricamente en la construcción”, señala Victoria Torre, responsable de Desarrollo, Contenidos y Servicios de Self Bank.

Un porvenir en el que un ayuntamiento, concretamente el de Birminghan, jugará un papel relevante. Son cuatro años los que lleva ya la firma presidida por Rafael del Pino litigando con el consistorio y que, por ejemplo, le ha obligado a provisionar 774 millones de euros, ocasionándole una pérdida de 448 millones al cierre de 2018. La solución de este conflicto se antoja clave para la venta de Servicios. De ahí que desde Ferrovial hayan ofrecido unos 290 millones de euros para zanjar el asunto, cantidad que ha sido rechazada por el consistorio.

Ferrovial está acostumbrada a cotizar con precios exigentes y tiene fundamentales para hacerlo

“Creemos que al final llegarán a un acuerdo que no ponga en jaque la venta de la filial británica Amey, enmarcada dentro de la división de Servicios que ha decidido vender. Consideramos que será clave para la empresa llegar a un acuerdo por sus activos en Reino Unido, para que no lastren los ingresos que pretende recibir por la venta de la división de Servicios”, añade Victoria Torre. Una venta que se estima puede estar entre los 2.400 y los 3.000 millones de euros, y que podría ser en bloque, o parcialmente.

“La entrada en pérdidas de la compañía no representa la situación actual de la empresa, debido a la limpieza de la filial de Servicios con la intención de aumentar su atractivo antes de ser vendida. Puede parecer alto el precio sobre beneficios al que cotiza (36x), pero Ferrovial nos tiene acostumbrados a cotizar con precios exigentes y tiene fundamentales para hacerlo”, sostiene la analista de Self Bank.

FERROVIAL Y LA VENTA EN BLOQUES

La venta de la filial de Servicios traería para Ferrovial una serie de ventajas, como el reforzamiento de su balance (ya de por sí más saneado que la mayor parte del sector), así como mayor capacidad de crecimiento en infraestructuras, cuya rentabilidad supera a la de Servicios.

“Aplaudimos la decisión de venta de la filial para poder concentrar sus intereses en otros segmentos del negocio, como los aeropuertos y las autopistas, con mayores márgenes y mayor rentabilidad para la empresa. No descartamos por parte de Ferrovial la venta de la filial en bloques, para que la valoración total no se vea afectada por el Brexit, de la cual se estima que tiene la intención de sumar alrededor de 3.000 millones, lo que podrían utilizar para nuevos proyectos y reducir deuda”, indica Victoria Torre.

En el otro lado de la balanza, supondría dar de lado a la filial que le genera más ingresos (7.069 millones de euros), a la par que una parte importante de sus resultados operativos (423 millones de euros de ebitda). Sus márgenes también son más limitados.

OHL

OHL sufre de una particular amnesia con la CNMV

LA CNMV ha pedido a OHL información sobre la venta de OHL Concesiones al fondo australiano IMF Investors durante el pasado mes de abril de 2018. Duda sobre los datos acordados y su posterior aplicación.

“El negocio de autopista de Ferrovial puede ir en aumento, lo que sería optimista de cara a incrementar los márgenes de la compañía. La joya de este segmento, la 407 ETR de Canadá, podría aumentar tanto en tráfico como en ingresos, lo que resultaría positivo para la empresa”, sostiene la representante de Self Bank.

Y añade: “Su participación el aeropuerto de Heathrow, con la apertura de la tercera pista y la compra de Vinci del aeropuerto de Gatwick, le ha llevado a ocupar una posición líder en los aeropuertos londinenses, de los aeropuertos con más tráfico del mundo. Además, la perspectiva es positiva para los próximos años, y solo el año pasado el aeropuerto de Heathrow aumentó el volumen de pasajeros un 1,7%”.

Si Ferrovial no logra firmar la pipa de la paz con el ayuntamiento de Birmingham, Servicios acabará troceándose, ya que los posibles compradores podrían dar un paso hacia atrás, o desinflando las cantidades a percibir.