ferrero

La compañía Ferrero cumple 30 años en España cerrando el ejercicio a 31 de agosto de 2017 con una facturación de 235,5 millones de euros, un 1,6% más que el año anterior. La empresa cuenta con grandes planes de futuro, donde no preocupan las copias de productos de Mercadona, ni tampoco la competencia de Nocilla.

Ferrero Ibérica cerró su último ejercicio con unas ventas de 20.865 toneladas de producto y una cifra de negocio consolidada de 235,5 millones de euros, un 1,6% más que en el ejercicio anterior cuando vendió por valor de 231,8 millones. Alrededor del 80% corresponde al mercado español y el resto a Portugal.

De esta forma, se consolida en segunda posición del mercado español en productos de chocolate con una cuota de mercado del 15,8%. Con esta presencia, para Franco Martino, IMC & media strategy manager de Ferrero Ibérica “las preocupaciones son mínimas” respecto a las copias que Mercadona realiza de los productos de la compañía. “El nivel de inversión para realizar copias dignas impide que se puedan realizar”, ha asegurado. Ferrero respeta la política de la compañía valenciana. De hecho, su surtido se comercializa en Mercadona y no tienen problemas con esta.

‘Súper’ 24 horas: un abuso poco rentable

La cadena Carrefour es una de las que más abusa de la libertad de horarios en Madrid con aperturas en domingos e hipermercados 24 horas.

La cadena de Juan Roig ha sido acusada en varias ocasiones por Promarca de copiar productos de otras marcas para comercializarlos a un precio inferior. En el caso de Ferrrero, sus chocolatinas Kinder y sus bombones Ferrero son víctimas de esta práctica.

Mercadona, la cadena líder del mercado con una cuota del 24,1%, tan solo comercializó el 14% de las innovaciones de las marcas de fabricante en 2017. Solo Lidl incluyó menos productos, con un 8%, según se desprende del estudio ‘Radar de la Innovación 2017’ del sector del Gran Consumo presentado en Madrid por Kantar WorldPanel y Promarca.

NUTELLA VS. NOCILLA

Los bombones son una de las categorías de producto que lidera Ferrero Ibérica en España, con una cuota de mercado del 23,2% en valor en el total 2017, una cantidad que aumenta hasta el 29,3% en la campaña de Navidad. De este porcentaje, el 18,7% corresponde a Ferrero Rocher, producto más vendido de la compañía en España.

Por su parte, Nutella tiene una cuota de mercado anual del 28,9% en valor el mercado de las cremas de untar monocolor. Sin embargo, Nocilla sigue siendo el líder, aunque Ferrero tratará de desbancar a un producto “muy parecido” que se desarrolló en España curiosamente después de los inicios de Nutella. “Hoy los consumidores más jóvenes prefieren la Nutella”, afirman desde el grupo.

Asimismo, en la categoría de huevos con sorpresa, con un 42,4% cuota de mercado en valor, y en la categoría snacks de chocolate con Kinder Bueno, alcanza una cuota de mercado del 23% en valor.

PLANES EN ESPAÑA

La compañía tiene grandes proyectos de futuro en nuestro país. Ferrero Ibérica es la octava filial en facturación de la compañía en todo el mundo, por lo que Roberto Torri, director de Relaciones Institucionales de Ferrero Ibérica, asegura que “hay una clara intención de desarrollar el mercado”.

Por ello, la firma abrirá al mercado español nuevas marcas y productos que ya funcionan en otros países. El último en llegar ha sido Raffaello, un dulce de coco y almendra del que se espera que triunfe en verano y más teniendo en cuenta que Ferrero suspende el suministro o retira los productos de los canales de venta con temperaturas elevadas.

VENTAS MUNDIALES

Grupo Ferrero, presidido por Giovanni Ferrero y cuyo CEO es Lapo Civiletti, ha aprobado el balance consolidado del Grupo al cierre de año fiscal, el 31 de agosto de 2017, con una cifra de negocios consolidada de 10.500 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,5% respecto al año anterior.

La plantilla media del Grupo en 2016/17 fue de 30.305 trabajadores, en comparación los 29.206 empleados del año anterior. En España cuenta con 179 empleados.

Las ventas aumentaron un 2,2% (2,5% a tasas constantes) impulsadas por mercados europeos como Alemania, Polonia, Reino Unido y los países de Europa oriental, mientras que Italia y Francia se mantuvieron estables. Dentro de los países americanos, EE. UU., Canadá y México registraron el mayor aumento en las ventas netas.