ferrari
Foto: Krisztian Bocsi para Bloomberg.

No siempre duplicar los beneficios llega. A veces, los inversores quieren más. En el tercer trimestre, Ferrari obtuvo un beneficio neto de 287 millones de euros, un 105% más. Todo en comparación con los 141 millones que ganó en el mismo periodo de 2017. Lo que parece un buen resultado resulta no ser suficiente. Las expectativas estaban demasiado altas.

Todos los datos parecen buenos. Las ventas de la marca crecieron un 11%, hasta 2.262 unidades. Además, el beneficio operativo se situó en 278 millones, un 5% más. De esta manera, supuso más de un tercio de los 838 millones de euros que ingresó Ferrari, un 0,3% más. Pero estas cifras no bastan.

Tal como asegura Bloomberg, los ingresos de Ferrari en el tercer trimestre se situaron un 2,6% por debajo de las expectativas. Se esperaban cerca de 860 millones de euros, 20 millones por encima de lo que la firma obtuvo. En este sentido, el beneficio operativo debería haber rondado los 282 millones de euros, por lo que también se ha quedado debajo de lo esperado.

daimler, bmw

Daimler supera expectativas con sus servicios de movilidad

Los servicios de movilidad compartida son el futuro y Daimler, matriz de Mercedes-Benz, ha llegado para quedarse. La compañía ha superado todas las expectativas...

De esta manera, lo único que salva a la marca italiana es su beneficio neto. Los analistas auguraban entre 142 millones y 285 millones. Es decir, ni en los mejores escenarios se esperaba que Ferrari ganase 287 millones. Sin embargo, estos grandes beneficios se deben, tal como ha asegurado la compañía, a un acuerdo de patentes firmado en Italia. De esta manera, la empresa ganó 141 millones de euros más. Por ello, el beneficio neto ajustado se quedaría en los 146 millones.

La propia marca ha destacado que estos beneficios ‘extra’ no se repetirán en el tiempo. Por estas razones, el mercado no ha aprobado las cuentas de Ferrari. Tras la publicación de sus beneficios, las acciones de la compañía cayeron más de un 2%.

FERRARI QUIERE MÁS

Para un mejor desempeño de la marca, el nuevo CEO de Ferrari, Luis Camilleri, pretende impulsar la producción de más vehículos deportivos de edición limitada para aumentar los márgenes de beneficio para los próximos cinco ejercicios.

A principios de este año, Ferrari eligió a 499 de sus clientes más leales para tener la oportunidad de comprar el ‘supercar’ Monza, con un precio que asciende hasta los 1,6 millones de euros.

Según Bloomberg, el objetivo de la firma es obtener un margen operativo del 38% de sus ingresos en el 2022. Esto equivaldría a los resultados que registra el grupo de moda de lujo francés Hermes.

A pesar de esto, Ferrari ha confirmado que sus objetivos de ganancias para final de año continúan igual. La compañía obtendrá este 2018 un beneficio operativo de al menos 1.100 millones de euros.

Comentarios