Ferrari

Ferrari registró un beneficio neto de 364 millones de euros en los seis primeros meses de 2019. La cuantía supone un crecimiento del 18% para la marca italiana, en comparación con las ganancias de 309 millones de euros que cosechó en el mismo periodo del año anterior, según ha informado la entidad este viernes.

Ferrari justificó esta progresión en sus resultados semestrales por el aumento de sus matriculaciones mundiales, así como por el mejor ‘mix’ de precio, por el impacto positivo experimentado en los programas de personalización de sus vehículos y por las entregas del FXX K Evo.

La firma del ‘cavallino rampante’ señaló que estos factores lograron compensar el aumento de 16 millones de euros vinculado con los costes industriales y de desarrollo, motivado por el lanzamiento de nuevos modelos y por el mayor gasto en la Fórmula 1.

FERRARI TAMBIÉN DISPARA SUS INGRESOS

Los ingresos de la compañía entre enero y junio se situaron en 1.924 millones de euros, lo que se traduce en una subida del 11% respecto a dicho semestre del año pasado, mientras que sus matriculaciones mundiales crecieron un 15%, hasta 5.281 unidades.

La marca italiana contabilizó un beneficio operativo semestral de 471 millones de euros, un 10% más, al tiempo que su beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 625 millones de euros, un incremento del 11%.

Ferrari deja en evidencia a los gurús de la inversión en España

La increíble revalorización de Ferrari (suma un 45% en el año y casi un 200% desde que salió a bolsa en 2015) está dejando...

En el segundo trimestre del ejercicio actual, Ferrari registró un beneficio neto de 184 millones de euros, lo que representa una mejoría del 14%, y su facturación se elevó un 9%, hasta 984 millones de euros.

De cara al cierre del año, la firma automovilística ha confirmado su previsión de resultados, que contempla lograr una facturación superior a 3.500 millones de euros, así como un Ebitda ajustado en el rango comprendido entre 1.200 y 1.250 millones de euros.