factura de la luz

Ya ha llegado el invierno, y con él uno de los peores fantasmas de la Navidad: el recibo de la luz. Se trata de una época del año en que la factura aumenta de manera considerable debido al frío y, para mayor molestia, ahora conocemos que las empresas energéticas –además– intentan ganar más dinero en estas fechas. ¿Pero es el único problema?

Lógicamente el frío es un factor que no se puede obviar en la ecuación, y también entra en cancha esa presunta jugarreta de las eléctricas para encarecer el recibo, pero hay otra cuestión que depende de los consumidores y no siempre se aborda de la mejor manera. Se trata del aislamiento término y las fugas de calor de los domicilios.

De este modo, teniendo en cuenta que España es el país con la factura de la luz más cara de Europa –este año habremos pagado 76 euros más que en 2016– y que más de un millón y medio de hogares tienen serias dificultades para satisfacer las demandas energéticas básicas, es de vital importancia preguntarse por lo principal: cómo están aislados térmicamente nuestros hogares.

Endesa

El expediente a Endesa y Gas Natural por subir precios da alas al ministro Nadal

Bombazo en el sector energético español. Si el recibo de la luz está por las nubes resulta que, en gran medida, se debe a...

El parque de viviendas español envejece a un ritmo constante del 2% anual. De hecho, la mitad de las viviendas tienen más de 40 años. Por ello, no se ajustan a los nuevos estándares de edificación y propician derroches de energía que podrían evitarse si se acometieran las rehabilitaciones pertinentes, que por otra parte permiten revalorizar los inmuebles y los edificios hasta un 20%.

Los datos son duros

Y es que hasta un 99% de las viviendas españolas sufre pérdidas de calor innecesarias en invierno a causa de la ineficiencia energética, según Danosa, empresa especializada en construcción sostenible. Además, la principal vía de escape de los inmuebles son los tejados y fachadas, ya que por ellos puede perderse hasta un 70% de la energía.

En este sentido, según advierte la compañía, solo un adecuado aislamiento de cubiertas y fachadas de un bloque de viviendas puede reducir su consumo energético entre el 50% y el 65%, un porcentaje importante a la hora de abaratar la factura si se considera que los españoles pagan una media de 242 euros al mes en luz y gas durante el invierno, según la web de servicio al consumidor Ofertia.com.

Se deben escuchar los consejos

Lógicamente estos datos y recomendaciones son de parte interesada, pero lo cierto es que, en muchas ocasiones, los usuarios no hacen todo lo que está en su mano para ahorrar en la factura de la luz.

carbón

Los políticos españoles tensionan (y enfangan) la despedida del carbón

El carbón tiene fecha de caducidad. En España y en todos los lugares del mundo. Ahora bien, puede hacer de una manera rápida o no

Por eso, conviene seguir los consejos de quienes saben de la materia. Es el caso del experto energético Jorge Morales de Labra, que hace unos días publicaba un artículo en ‘Eltiempohoy.com’ donde aclaraba la teoría de que dejar la calefacción encendida cuando salimos de casa es mejor que apagarla.

Morales de Labra, mediante un experimento contrastado, concluye que esta teoría, que muchas veces se mueve por las redes sociales, tiene poco de cierto. Por ello, conviene seguir los consejos de ahorro, siempre que sean de personas que conozcan la materia. El ahorro puede ser importante.