Promarca

El sector de las marcas de fabricante pierde peso desde 2008, aunque destaca su aportación al valor añadido del sector. El impacto de las ventas de los productos de marcas de fabricante suponen un 7,4% del PIB entre 2014 y 2017. Una mejoría que se ve apoyada por varios factores influyen en el desarrollo del colectivo, la exportación es uno de los más destacados. En concreto, las exportaciones del mercado del gran consumo crecen un 23,7% entre 2014 y 2017.

El informe presentado por Promarca en colaboración con Esadecreápolis sobre el impacto económico y social de las marcas de fabricante en el sector del gran consumo analiza algunas variables como la aportación del sector al PIB, la generación de empleo, la inversión en I+D o la contribución a las arcas del Estado en materia de impuestos. Esto en un marco temporal de 2008 a 2017.

La recuperación del PIB se debe en parte a las mencionadas exportaciones. Entre 2013 y 2017 las exportaciones crecieron un 15,2%, pero no se recupera  el mercado del Gran Consumo que muestra un descenso del 2,2%.  Especialmente son las marcas de fabricante las que suponen más del 90% de las exportaciones del subsector de la alimentación y bebidas.

Mercadona

La guerra de interproveedores en Mercadona bajará los precios

Mercadona alardea de lo bien que les va a algunos de sus nuevos ‘proveedores totalers’ porque han realizado nuevas inversiones y han ampliado plantilla...

El presidente de Promarca, Ignacio Larracoechea, ha insistido en la importancia de las Marcas de Fabricante y que es este sector el que hace más rica a España. Como conclusiones en el resto de variables tenidas en cuenta, las marcas de fabricante generaron 1.147.000 puestos de trabajo en 2017. En recaudación en impuestos,  10.593 millones euros es la cifra que maneja el sector. Además, el 87% de I+D del sector del gran consumo proviene de las marcas de fabricante. Sin pasar por alto el 92% de aportación al Valor Añadido Económico (VAE) del sector.

EL LASTRE DE LAS MARCAS BLANCAS

El sector del gran consumo está marcado por un dominio nacional en cuanto a empresas. El capital y los centros de producción de casi todas las que lo integran están en territorio español. La buena noticia es que exportamos más de lo que importamos, y son los mercados de Francia, seguidos por los vecinos Portugal, Italia o Alemania los que más reciben nuestros productos.

Otro estudio realizado por ambos organismos concluía que en el terreno de I+D, las marcas de fabricante se ven perjudicadas por las de distribución (marcas blancas). Ya que, es el plazo de un año aproximadamente el que emplean las marcas de distribución para copiar a las de fabricante, por lo que la inversión en este campo no compensa lo suficiente para el tiempo de permanencia exclusiva en el mercado. La prueba de este dato está en el descenso del promedio de la innovación del fabricante, que cae en 2017 hasta un 17,9% desde 2013 (25,4%).

La conclusión principal del informe apunta hacia el mayor beneficio de las marcas de fabricante para la economía total, puesto que éstas generan 12 veces más VAE para el sector que las marcas de distribución. Además de más empleo, exportaciones e inversión en I+D. Sin embargo, la pérdida de valor del mercado interior y la crisis económica han sido factores que han perjudicado notablemente al sector del gran consumo en España.