huevos

Seguro que tienes en el frigorífico huevos. Es posible que te hayas fijado que, desde hace unos años, vienen con un código de varios números. El etiquetado de los huevos es importante porque, con ellos, puedes saber datos como la empresa, de dónde provienen los huevos y más.

Los huevos tienen dos tipos de numeraciones. Por un lado, los números que hacen referencia a la fecha de caducidad, que suele ser aproximadamente de un mes desde que los adquieres en la tienda. Pero también hay otros números de los que te vamos a dar las claves para entenderlos.

El primer número del etiquetado de los huevos

El primer número de un huevo puede ser el 0, 1, 2 o 3. Y aunque te parezca que eso dará igual, lo cierto es que no es así. Hay una explicación para cada cifra.

Si un huevo empieza por el número cero, quiere decir que se trata de huevos provenientes de gallinas camperas que, además, han comido pienso ecológico.

Por otro lado, los que empiezan por uno son también gallinas camperas, pero su alimentación la hacen a través de un espacio cerrado. Es decir, aunque tienen aire libre y pueden salir a pasear, a picotear o lo que les apetezca, a la hora de comer están encerradas.

Siguiendo con los números, un huevo con el 2 como primera cifra te indicará que son gallinas criadas en el suelo, pero, al contrario que las anteriores, no pueden salir al exterior, sino que viven en un espacio cerrado.

Por último, los huevos del número tres son de gallinas criadas en jaula, una forma habitual en España, que garantiza una recogida fácil de los huevos para que no se ensucien.

Las dos letras de los huevos

Lo siguiente que aparece en un huevo son dos letras. En España estas letras suelen ser ES porque es el código de donde proceden los huevos según la Unión Europea. Sin embargo, en realidad pueden ser de cualquier país.

Los dos siguientes dígitos

Pasando ahora a los dos siguientes números, estos nos dan la clave para conocer cuál es la provincia de donde se han recolectado los huevos. Cada provincia tiene un código diferente, y solo tendrás que buscarlo. De hecho los códigos se corresponden con las dos primeras cifras de lo códigos postales:

Álava (01), Albacete (02), Alicante (03), Almería (04), Avila (05), Badajoz (06), Baleares (07), Barcelona (08), Burgos (09), Cáceres (10), Cádiz (11), Cantabria (39), Castellón (12), Ceuta (51), Ciudad Real (13), Córdoba (14), La Coruña (15), Cuenca (16), Gerona (17), Granada (18), Guadalajara (19), Guipúzcoa (20), Huelva (21), Huesca (22), Jaén (23), León (24), Lérida (25), La Rioja (26), Lugo (27), Madrid (28), Málaga (29), Melilla (52), Murcia (30), Navarra (31), Orense (32), Principado de Asturias (33), Palencia (34), Las Palmas (35), Pontevedra (36), Salamanca (37), S.C. Tenerife (38), Segovia (40), Sevilla (41), Soria (42), Tarragona (43), Teruel (44), Toledo (45), Valencia (46), Valladolid (47), Vizcaya(48), Zamora (49), Zaragoza (50), Ceuta (51), Melilla (52).

Los tres dígitos posteriores

Después de conocer la procedencia del huevo en cuanto a país y provincia, toca descubrir el municipio donde está ubicada la granja de donde salen los huevos.

Este dato te acota más el lugar específico de los huevos.

Los últimos números del etiquetado de los huevos

Finalmente, los números finales hacen referencia a la granja. Es como un código que identifica la granja exacta de donde es el huevo.

cáncer de mama

10 alimentos clave para prevenir el cáncer de mama

El cáncer de mama es una enfermedad que nunca sabes a quién le va a tocar. Afortunadamente, hoy en día hay muchas posibilidades de...

En algunos huevos podrás observar que, después de todos los números, el código acaba en una letra. Esto lo hacen cuando se tienen muchas gallinas y es una forma de identificar el grupo al que corresponden los huevos.