Nissan
En la imagen, Frank Torres. Foto: Nissan.

Nissan ha nombrado al español Frank Torres Figueras responsable de la marca nipona en Rusia, cargo que desde el 1 de abril compagina con el de miembro del Comité Ejecutivo de Nissan en Europa.

Hasta la fecha de su nombramiento, Frank Torres era vicepresidente responsable de los programas de directivos y de la Estrategia corporativa de Nissan en Europa. Desde ahora, coge las riendas de la división en Rusia, con los retos que supone este mercado para la marca.

Frank Torres ha declarado que “estoy deseando afrontar este nuevo reto en una de las regiones con más potencial en todo el mundo”. “La experiencia acumulada durante todos estos años en España y en Europa me permite tener una visión transversal y estratégica de la compañía que aplicaré en mis nuevas responsabilidades para posicionar a Nissan en el lugar destacado que Nissan se merece en el mercado ruso”, ha incidido el directivo.

PSA

PSA adapta sus tres plantas españolas al coche eléctrico

El conglomerado automovilístico Groupe PSA ha incorporado en sus plantas españolas una nueva generación de plataformas modulares gracias a las cuales todos los nuevos...

Con esta nueva promoción, Torres continúa su ascensión dentro de la corporación Nissan. Fue nombrado en 2007 analista de Ingeniería de Producción. Desde 2011 a 2016 ocupó el cargo de director general de Nissan Motor Ibérica SA, para a continuación dar el salto internacional para sumir nuevas responsabilidades europeas.

Frank Torres ha sido responsable de las operaciones en términos de rentabilidad, posición de Mercado y percepción de la gama complete de modelos de Nissan en Europa, así como de su conectividad y también responsable del negocio de servicios energéticos.

De manera notable, como responsable del negocio de servicios energéticos, ha liderado la mayor parte de acuerdos con otras compañías, conduciendo la reutilización de baterías, el almacenamiento energético para los hogares y las empresas, la tecnología del Vehicle to Grid y las baterías 100% eléctricas del Nissan LEAF. Nissan Europa está liderando globalmente esta área dentro del grupo, según ha comunicado la marca.

Desde febrero de 2018, Frank ha sido responsable también de la formación e implementación de la estrategia corporativa del negocio y también ha sido director general de NAE, el principal hub de Nissan en Europa con más de 700 personas ubicadas en París.

AJUSTE DE NISSAN EN BARCELONA

Esta buena noticia para el orgullo español contrasta con ajuste estimado en alrededor de 600 personas dentro de la planta de Barcelona. La dirección de la compañía propuso la semana pasada a la representación de los trabajadores la necesidad de adecuar la estructura de la planta a la reducción de los volúmenes de producción, con el objetivo de garantizar la competitividad.

La dirección de Nissan y la representación de los trabajadores celebraron el pasado lunes la primera reunión de negociación del XXIV Convenio Colectivo y las medidas de competitividad de Barcelona (Zona Franca y Montcada).

La dirección ha detallado las previsiones de producción del ejercicio fiscal 2019 para las dos líneas de producción y ha recordado que el descenso de la producción en los cinco últimos años supera el 50%. Esta realidad, según la marca, “obliga a tomar medidas de ajuste en la estructura actual de plantilla, con un impacto de en torno a 600 personas a lo largo del ejercicio fiscal 2019”. “Estas medidas de ajuste son necesarias para mejorar la competitividad y asegurar la sostenibilidad de la planta con la finalidad de poder optar a nuevos modelos en el futuro”, ha comunicado a través de una nota de prensa. Asimismo, se firmará un Convenio Colectivo con vigencia hasta el ejercicio fiscal 2021.

El equipo directivo pretende llevar a cabo este ajuste a través de prejubilaciones y bajas voluntarias para personal directo, semidirecto e indirecto. De acuerdo a la situación actual de la compañía en España, la dirección ha propuesto “mantener el actual esquema de bajas y compensar a los trabajadores que se acojan a las prejubilaciones con el 80% del salario neto hasta los 63 años, de acuerdo con las condiciones del mercado”.

Por su parte, la representación de los trabajadores ha manifestado su desacuerdo con dicha propuesta, al exigir un plan industrial a largo plazo que contemple inversiones, nuevos modelos y garantías de empleo, y una propuesta de incremento salarial por parte de la dirección.