Endesa

Sin detener el ritmo ante los encontronazos con el Ministerio de Energía a cuenta de las centrales que las energéticas pretenden cerrar por falta de rentabilidad, Endesa ha mostrado unos sólidos resultados financieros en la primera parte del año.

En concreto, la compañía presidida por Borja Prado obtuvo un beneficio neto de 372 millones de euros en el primer trimestre de 2018, un 47% más que en el mismo periodo del año anterior, gracias al impulso del negocio liberalizado y a unos precios de la electricidad más bajos que el año pasado en el mercado mayorista.

Por lo que respecta a los ingresos, Endesa alcanzó una cifra de negocio de 5.169 millones de euros, prácticamente en línea (-1%) con los 5.223 millones de euros obtenidos en el mismo periodo de 2017. Mientras, el resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo se situó en 880 millones de euros a cierre de marzo, con un crecimiento del 25%, mientras que el beneficio operativo (Ebit) en el primer trimestre fue de 508 millones de euros, un 49% más.

renovables

Renovables contra nucleares, una pelea de cabezones

Los últimos meses han dejado el panorama energético regado de informes, estudios y toda clase de documentos con fórmulas mágicas para abordar el futuro....

De este modo, la evolución del Ebitda de la eléctrica se vio impulsada, principalmente, por la estrategia de la compañía en el negocio liberalizado, que ha permitido incrementar en un 38% el margen, lo que ha llevado a que el Ebitda de este negocio haya crecido un 113%.

LAS MAGNITUDES DE ENDESA

La deuda financiera neta aumentó en 1.062 millones de euros respecto a 31 de diciembre de 2017, debido al excepcionalmente bajo flujo de caja que ha habido en el trimestre y al pago en enero de un dividendo a cuenta de 2017, que le supuso a la compañía el desembolso de 741 millones de euros.

La producción total en el periodo fue de 18.512 gigavatios hora, un 2,5% menos que en el primer trimestre de 2017, con un fuerte incremento de la hidráulica y renovable, del 35% y el 22%, respectivamente, mientras que la producción con gas natural y la de origen nuclear cayeron un 13 % y un 7 % con respecto a los tres primeros meses del año pasado.

En volumen, las ventas de Endesa en el mercado liberalizado disminuyeron un 1,6% y en el regulado un 1%, mientras que las de gas se incrementaron un 4% y la electricidad distribuida, un 2,6%.