taxistas

El taxi está revuelto. Desde hace varios días navega entre conversaciones cruzadas, mails y amenazas de movilizaciones. Su enfado ha ido in crecendo hasta el punto de que ha conseguido unir a varias asociaciones que están enfrentadas. Todo contra un objetivo común: el ayuntamiento de Madrid.

Caracol y Elite taxi ya han comunicado a Delegación de Gobierno la intención de manifestarse el próximo lunes, 26 de septiembre, y están a la espera de que ese organismo les dé el ok. El recorrido se iniciará frente al edificio de la Comunidad de Madrid, -presidida por el popular Ángel Garrido- hasta el Palacio de Cibeles, sede del ayuntamiento de Manuela Carmena. Los motivos son “la falta de voluntad para establecer una regulación a los vehículos con conductor”.

Estas asociaciones consideran que el consistorio madrileño no está moviendo ficha como sí lo ha hecho el ayuntamiento de Barcelona, por ejemplo, que lleva muy avanzada la regulación, y por tanto no descartan más actos de protesta.

Fuentes cercanas aseguran a MERCA2 que esta movilización no será la única. Lo único que quiere el sector es que el ayuntamiento se reúna con ellos. “Queremos juntarnos con ellos y que nos informen”, apuntan. Lo cierto es que desde el pasado 27 de julio, cuando se recrudeció el conflicto que terminó con varios días de paros en Madrid y Barcelona, no han vuelto a mantener contacto con la administración, tan solo telefónicamente y a través de algunos mails. En ese momento el ministro de Fomento, José Antonio Ábalos, aseguró que habría una regulación para paliar el conflicto.

taxistas

El taxi exige nuevos requerimientos ante el aplazamiento de las enmiendas de la futura ley

El parlamento ha ampliado el plazo para presentar las enmiendas para la tramitación como proyecto de ley del Real decreto para regular las VTC....

El siguiente movimiento fue la aprobación del Real Decreto ley del pasado 25 de octubre, pero que finalmente se tramitó como proyecto de ley. Este martes se amplió el plazo para introducir las enmiendas a petición del Partido Popular y Ciudadanos, hasta el próximo 20 de noviembre y, por lo tanto, aún está sujeto a modificaciones.

La asociación gremial auto taxi, que es la que más taxistas aglutina, ha manifestado que se une a la protesta prevista el lunes 26 de noviembre. Esta asociación ya exigió al consistorio madrileño que pusiera en marcha cuanto antes las medidas adoptadas en el Real Decreto ley, y solicita una reunión de inmediato con todas las partes.

La euforia inicial se está convirtiendo en enfado e impotencia. Lejos queda la imagen triunfal de los taxistas, en las puertas del parlamento celebrando la convalidación del proyecto de ley, que suponía tener una regulación acorde a sus intereses. Ahora el sector se siente traicionado y cree que lo que están haciendo los ayuntamientos es dejar que pase el tiempo y aprovechar la prórroga de cuatro años de que disponen sin hacer nada. No obstante, el próximo año hay elecciones autonómicas y municipales, y todo puede cambiar.

UNA LEY QUE NO GUSTA A NADIE

El gobierno convalidó el pasado 25 de octubre el decreto ley como una proposición de ley, por ello el texto final está sujeto a modificaciones. El decreto traslada a los ayuntamientos y a las CCAA la gestión de las licencias VTC. Serán ellos los que tengan que conceder una segunda licencia para operar. De no ser así las competencias de los vehículos con conductor será interurbanas.

Ni las VTC, ni el taxi ni las comunidades autónomas están de acuerdo con la nueva normativa. Las VTC sienten que peligran más de 15.000 puestos de trabajo. El taxi no está de acuerdo con la indemnización en forma de tiempo y las comunidades autónomas no quieren asumir la gestión de las VTC sin que se les haya asignado una cuantía económica.