Como suele ocurrir cuando se suben los impuestos, el efecto esperado es el contrario. Es decir, no sólo no se recauda más si no que se logra menos dinero. Que le pregunten al ministerio de Hacienda que, tras el impuestazo del mes de diciembre al alcohol y el tabaco, no ha conseguido mejorar los ingresos del Estado. Todo lo contrario, han caído un 5,4% en los dos primeros meses del año respecto al mismo período del año 2016. ¿Alguien esperaba  que ocurriera lo contrario? Parece que Cristóbal Montoro sí.

El tabaco ha sido el principal afectado por este alza impositiva. Es cierto que durante el mes de enero surtió efecto (pues se recaudó un 16% más), los problemas han venido en febrero. En el segundo mes del año el Estado ingresó 291 millones de euros, frente a los 469 millones de un año antes. Es decir, una caída del 37%. Todo por las menores ventas. Ahora bien, desde la Unión de Asociaciones de Estanqueros de España, su presidente Mario Espejo piden no ponerse nerviosos todavía porque “en el mes de marzo las cosas han ido mejorando poco a poco”.

El alcohol sí ha conseguido recaudar más dinero en los primeros meses del año

Eso sí, Espejo alerta de que es fundamental seguir vigilando la evolución del consumo “porque cada vez hay más gente que está dejando de fumar tabaco legal“; un cambio de hábitos que generan un doble problema: sanitario y fiscal. De ahí que desde la Unión de Asociaciones de Estanqueros insistan, una y otra vez, en la importancia que tiene luchar contra el contrabando. De hecho, un estudio de Ipsos estima que cerca del 10% del consumo español está en este mercado. ¿El motivo? El precio, que puede ser hasta un 50% más barato que el comprado en el estanco.

En la otra cara de la moneda, en cambio, tenemos el impuesto al alcohol. Aquí sí. El efecto subida impositiva sí que se ha notado sustancialmente. Sube la recaudación un 24% en el mes de enero y un 15% en el de febrero. En total, entre ambos meses, se han recaudado 161 millones de euros (18%); y eso que el alza al alcohol (dejando fuera el vino y la cerveza) fue del 5%.

¿Realmente pagamos muchos impuestos?

Parece, por tanto, que ambos impuestos -cada uno en su justa medida- ayudarán a levantar la recaudación del Estado. De hecho, ambos impuestos (al igual que ocurre con otros como los hidrocarburos) tienen un fuerte componente estacional. De hecho, basta mirar los datos para comprobar cómo los máximos de recaudación de tabaco y alcohol se producen en los meses de julio y agosto; es decir, en plenos períodos vacacionales.

En la recaudación del Estado se nota también la buena marcha del IVA, que ha conseguido ingresar 52.000 millones de euros, frente a los 34.500 de un año antes. Un incremento que se debe, en buena medida, a la mejora del consumo que se ha vivido en los últimos meses de 2016 y primeros de 2017.

Comentarios