¿Es mejor realizar donaciones en vida o mejor hablar de herencias? Actualmente con los problemas de desempleo, la precariedad laboral y la falta de ahorros, no son pocos los que no pueden hacer frente a una herencia tras fallecer un ser querido.

Los padres se preocupan hoy en día mucho más por sus hijos y su economía de lo que podían hacerlo nuestros abuelos. Y no es para menos. Es importante para ellos saber que dejan el futuro bien atado y no querer perjudicarles a la hora de tomar una decisión.

Por ello, muchos se plantean donar sus bienes en vida antes de esperar a las temidas herencias. Con ello, se solventan los problemas con respecto a las discusiones o a las dificultades económicas de cada uno. Pero, ¿qué es mejor? Descubre los pasos para tomar una buena decisión.

Donar y reservarse el derecho de uso

derecho de uso

Otra de las posibilidades buenas para ambas partes es que los padres decidan donar a sus hijos pero reservándose el derecho de usar la vivienda o bienes. También es la opción más barata.

Esto equilibra la balanza, pues, de este modo, los hijos saben que sus padres no los dejarán sin herencia, y estos pueden seguir disfrutando de sus bienes y administrándolos mientras vivan.

Cuando el donante fallezca, el heredero adquirirá también el usufructo, por lo que tendrá la plena propiedad.

Comentarios de Facebook