El Corte Inglés
Dimas Gimeno, destituido hoy de su cargo, anuncia que peleará por mantener el legado de Isidoro Álvarez.

Las hermanas Álvarez Guil han consumado la destitución de su primo Dimas Gimeno de la presidencia de El Corte Inglés. En su lugar el Consejo de Administración ha nombrado a Jesús Nuño de la Rosa, empleado de la firma. Dimas Gimeno, que ha adelantado que defenderá en los tribunales su cargo, ha enviado una carta a los más de 100.000 empleados de El Corte Inglés en la que manifiesta que luchará por preservar los intereses “de las 100.000 familias que trabajan en esta casa”, así como por “la voluntad de las familias que creamos El Corte Inglés”.

Dimas Gimeno asegura en la misiva que “algunos miembros del Consejo de Administración están impulsando mi destitución como presidente fundamentalmente por mis denuncias sobre los indicios de irregularidades en algunos departamentos de la compañía”. El hasta hoy presidente de El Corte Inglés había puesto en marcha una auditoría sobre determinados departamento de la compañía, entre otros el de seguridad.

A raíz de la misma se desvelaron los cuantiosos contratos que el jefe de Seguridad de El Corte Inglés –Fernández Cernuda– derivaba a una empresa en cuya propiedad figuran su propia madre y un antiguo compañero de la Policía, el comisario Joaquín Domingo Martorell. Estas prácticas estaban autorizadas por escrito por el mismísimo presidente de la Fundación Ramón Areces, Florencio Lasaga, uno de los consejeros que han destituido a Dimas Gimeno.

Gimeno, que firma la carta con un “vuestro presidente” escrito a mano, reivindica su fuerte ligazón con la compañía: “Sabéis que llevo en la sangre el ADN de El Corte Inglés”. En un texto muy emotivo reivindica la continuidad “del legado de mis antecesores, muy especialmente de Don Isidoro Álvarez.

El fallecido presidente, Isidoro Álvarez, designó como continuador al frente de la compañía a Dimas Gimeno. Han sido las hija adoptivas de Isidoro, Marta y Cristina Álvarez (nacidas Del Rey) las que han enmendado la voluntad de Isidoro Álvarez, que las adoptó cuando éstas tenían más de 40 años e hijos.

Por eso es significativa la apelación a las familias fundadoras y al ADN de El Corte Inglés. Dimas Gimeno se declara convencido de mantener los compromisos de Isidoro Álvarez hacia la compañía y los clientes, en lo que llama un “contrato no escrito que tenemos sellado con la sociedad a la que servimos”. Del mismo modo muestra la preocupación y necesidad de trabajar en la “transformación para continuar seguir siendo un referente de la distribución en España”.

La carta, que es muy cercana hacia los empleados, pide que se siga trabajando por mantener a la compañía en buena situación. Dimas Gimeno agradece a los empleados “las muestras de cariño que he recibido de todos vosotros en estos momentos tan complicados”. Es ese apoyo, afirma, el que le impulsa a seguir luchando por la que considera la verdadera herencia de El Corte Inglés, la “voluntad de las familias fundadoras”.

Carta de Dimas Gimeno
Carta que Dimas Gimeno ha dirigido a los trabajadores tras su destitución.

Carta Dimas Gimeno

Comentarios