La dieta paleo ha demostrado tener buenos beneficios para el cuerpo pese a las críticas.

Uno de los temas que está en la vanguardia de la opinión pública es la dieta paleo. Para nadie es un secreto que las personas siempre están en la búsqueda de esos consejos o trucos que les permitan obtener una buena figura, cuerpo exquisito y envidiable. Por eso, cada vez más vemos que en las redes sociales se publican cosas nuevas. A decir verdad, no todo lo que aparece en internet es bueno. Lo cierto del caso es que existen muchas dietas que les pueden funcionar a una persona, pero a otras no, y se debe a numerosas razones, una de ellas es que el cuerpo humano es distinto y no tienen la misma capacidad de respuesta.

Dentro de este mundo de comida sana está la dieta paleo, esta sin duda alguna tiene miles de seguidores y defensores. También está la dieta mediterránea, que pasa por el ayuno intermitente, o la dieta Dukan. Lo que debemos decirte es que ninguna dieta es perfecta, por lo que te hemos dicho que no se adapta a todos los cuerpos, ni los recursos de cada ciudadano.

Teniendo en cuenta al relevancia de este asunto, y que podemos darnos cuenta que hay diversidad de dietas que están de moda, te presentamos algunos puntos sobre la dieta paleo. Es importante destacar que ninguna dieta que se considere sana debería evitar alimentos. Lo que sí podemos dejar son sustancias comestibles. No obstante, la dieta paleo conseja evitar algunos tipos de alimentos tales como los lácteos, las legumbres o alimentos ricos en almidón como las patatas. Descubre más detalles a continuación.

En qué consiste la dieta paleo o paleolítica

En qué consiste la dieta paleo o paleolítica

Iniciamos esta presentación para definir el origen de la dieta paleo. De acuerdo a los creadores, esta viene popularizada por el gastroenterólogo Walter L. Voegtlin, se trata en un tipo de alimentación que está basada principalmente en la idea de parecer lo más similar posible a las forma de alimentación que eran implementadas en la Edad de Piedra. Es decir, estamos hablando de mucho antes del desarrollo de la agricultura. Esta dieta consiste en ingerir grandes cantidades de proteínas y grasas, a partir de ciertos alimentos, tales como la carne y el pescado, y en menor proporción el tema de los carbohidratos.

Lo cierto es que no es un punto extremista, pues es de conocimiento de todos que el consumo promedio en las poblaciones oscila entre el 30% y 40% de carbohidratos, esto significa que son bajas en carbohidratos y sigue sin ser radical. Pero esto no queda aquí, debemos recordar que la dieta paleo recomienda alimentos y no macronutrientes. De hecho, si le echamos un vistazo a los estudios, algunos nos indican que algunos países llegan a consumir el 70% de carbohidratos, mientras que hay otros que llegan a un 10%.

A pesar de estas brechas, sigue siendo similar a la dieta paleo. Esta dieta no sostiene el hecho de consumir patatas, lácteos, y legumbres, pero sí sugiere los vegetales, frutos secos y frutas. El dilema de este modo de vida lo que hace es eliminar alimentos, su concepción es consumir alimentos lo más parecido a tiempos pasados. Peor, ¿cuáles son sus implicaciones en el cuerpo humano?

Comentarios de Facebook