dieta

Alrededor del mundo se diseñan multitud de dietas de todo tipo. Algunas diseñadas por equipos médicos y expertos nutricionistas, otras creadas por supuestos “gurús” de las dietas que solo buscan popularidad y hacer dinero a base de vender un método de adelgazamiento rápido, pero que puede implicar riesgos. Ahora toca analizar otro de esos regímenes de moda, la nueva dieta americana.

Pero cuando surgen este tipo de dietas donde se promete perder peso de una forma rápida, se tiene que andar con pies de plomo y analizar lo que realmente es esa dieta y si puede implicar algún riesgo para la salud. Las famosas dietas milagro suelen dar resultados muy evidentes en poco tiempo, pero a costa de qué…

Todo lo que debes saber sobre la nueva dieta americana

En qué consiste la dieta americana

Dieta australiana mediterránea, cuál ayuda más

La nueva dieta americana llega desde el otro lado del charco para revolucionar Europa, o al menos eso pretende. Muchas celebridades de Hollywood la han probado, pero eso no significa que todas ellas tengan razón y sea saludable.

Antes de lanzarte a realizar cualquier dieta, antes deberías analizar de qué se trata para saber si es o no adecuada, y en cualquier caso consultar con tu médico.

En este caso se basa en la ingesta de solo 900-1000 calorías diarias, y con ello pretenden perder 1 kg de peso al día. Eso es una auténtica barbaridad, teniendo en cuenta que lo ideal es reducir poco a poco para evitar problemas de salud y el temido efecto rebote. En dietas saludables se debería perder del orden de 1.5 kg a la semana.

En la nueva dieta americana la alimentación se basa en eliminar los hidratos de carbono como los azúcares. Solo puedes consumir carnes y vegetales, o bebidas como el café y el agua. Esto ya te da una idea de que no es una dieta saludable, ya que las basadas en reducir de forma drástica las calorías o restringir el consumo de ciertos alimentos…dejan mucho que desear.

Para que una dieta sea equilibrada tienes que consumir de todo de forma equilibrada, tanto hidratos de carbono como proteínas y grasas saludables.

Esta dieta americana no es aconsejable para todos, especialmente si tienen problemas de salud. Además, este régimen no se debería usar por mucho tiempo ni estando sano.