Dia Letterone

DIA ha alcanzado un acuerdo, a largo plazo con sus acreedores, para refinanciar su deuda y asegurar la continuidad del negocio. El acuerdo garantiza el acceso a 771 millones de euros de liquidez y la opción a otros 100 millones de euros adicionales, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, la enseña ha precisado que este dinero podrá ser utilizado a lo largo de los próximos cuatro años para asegurar la continuidad del negocio y su reposicionamiento para ser competitivo a largo plazo. Además, el principal accionista de la firma, Letterone, ha inyectado en la compañía 500 millones de euros de disponibilidad inmediata.

La cadena de supermercados ha acordado con los bancos acreedores una inyección adicional de 271 millones de euros que serán utilizados según las necesidades del negocio y opta a otros 100 millones de euros a través de la ampliación de capital.

El acuerdo con los acreedores pone punto final a una serie de iniciativas para salvaguardar la compañía

De esta forma, la financiación se estructura de la siguiente manera: hasta 600 millones de euros de los accionistas a través de la ampliación de capital, de los cuales 500 millones serán asegurados por el millonario ruso Mikhail Fridman, tal y como se anunció, 200 millones a través de un préstamo asegurado por Letterone y 71 millones de euros de los acreedores actuales.

Con esta inyección de capital, DIA logra músculo financiero y estabilidad para una estructura de capital totalmente alineada con el objetivo de construir a través del crecimiento de las ventas, unos resultados financieros que aseguren el futuro del negocio.

De esta forma, la compañía, que eludió la causa de disolución, destacó que “está ahora en una posición fuerte para iniciar su reposicionamiento”. Así, el nuevo equipo directivo, liderado por el consejero delegado, Karl-Heinz Holland, está trabajando en los aspectos claves del modelo de negocio de la compañía que asegure su competitividad a largo plazo.

La cadena de supermercados cumplirá con sus obligaciones financieras relativas a los bonos que vencen el 22 de julio

“Este anuncio refleja la fortaleza, el conocimiento y el compromiso de nuestro accionista de referencia. Estoy agradecido por el apoyo, la confianza en DIA y en nuestro potencial para crear valor a largo plazo. Ahora, tenemos la capacidad para afrontar los retos que tenemos y construir una gran marca del sector de la distribución. Es mi objetivo actuar de manera efectiva para el beneficio de nuestros clientes, empleados, franquiciados y proveedores”, afirmó Holland.

PRIORIDAD: RESTABLECER EL DÍA A DÍA

Tras este acuerdo, la cadena de supermercados cumplirá con sus obligaciones financieras relativas a los bonos que vencen el 22 de julio, tal y como se acordó, y subrayó que ahora la “prioridad es restablecer el día a día del negocio”.

DIA

Crisis de abastecimiento en DIA: Fridman se olvida de los proveedores

Esta semana Mikhail Fridman negocia –fuera de plazo– con la banca para conseguir un acuerdo que, entre otras cuestiones, dé vía libre...

El acuerdo con los acreedores pone punto final a una serie de importantes iniciativas para salvaguardar la compañía y colocarla sobre una base estable para la creación de valor a largo plazo con todos sus grupos de interés”, ha indicado el presidente del grupo, Stephan DuCharme.

Además, destacó que la “combinación de las mejores prácticas en gobierno corporativo, una estructura de capital viable acordada con los acreedores y la creación de un equipo de gestión de reconocido prestigio proporciona a DIA un claro camino para recuperar su posición como una empresa de la distribución líder en España, Brasil, Portugal y Argentina“.