Deutsche Bank
Foto: Wikimedia.

La reducción de costes en el sector financiero es un mantra que repiten una y otra vez sus directivos. Una vía común es la creación de filiales cuyos empleados están fuera del convenio de banca para así pagarles menos. En el caso de Deutsche Bank España, la compañía es DBOSI.

Deutsche Bank Operaciones y Servicios Interactivos (DBOSI) es conocida en los foros internos como “la filial pobre”. En la actualidad cuenta con 245 trabajadores repartidos entre los centros de Madrid y Barcelona, tal y como confirman fuentes del banco alemán. “No es más que un sistema de abaratamiento de costes gracias a un grupo de trabajadores que haciendo el mismo trabajo que otros dentro de la misma compañía están menos recompensados”, denuncia un empleado que prefiere mantenerse en el anonimato por cuestiones lógicas.

La filial de la entidad alemana aplica tres convenios diferentes a sus trabajadores: banca, oficinas y despachos de Madrid, y oficinas y despachos de Barcelona. “Toda una telaraña normativa legal para reducir costes pasando facturas entre empresas del grupo y que provoca la desigualdad entre los empleados en cuanto a condiciones laborales (jornada laboral, días de vacaciones, permisos, horas médicas, etc.) y retribuciones”, explica la fuente.

BBVA

JPMorgan revisa su posición en la castigada banca española

El banco estadounidense JPMorgan ha reestructurado su política de inversiones en la banca española. Entre los principales movimientos destaca que ha doblado su posición...

De esta forma, el banco alemán retribuye a empleados que hacen operaciones bancarias a precios de los convenios de oficinas y despachos que actualmente son muy inferiores al de banca. Según cuenta el empleado de la filial española de la entidad multinacional, “provoca una gran desigualdad interna porque por hacer el mismo trabajo hay empleados que cobran 35.000 euros (dentro del convenio de banca) más los vales de comida y plan de pensiones y otros solo 17.500 euros (dentro del convenio de oficinas y despachos)”.

El secretario general de CCOO en Deutsche Bank, Ernesto Soriano, reconoce que es una práctica común en todos los bancos. “Todas las empresas financieras han creado compañías propias, que no se dedican a la banca, sino a dar soporte auxiliar al call center, operativa, etc. de la parte bancaria”, declara a MERCA2. “Lamentablemente cobran menos de lo que deberían, pero dentro de lo que les corresponde en el convenio de despachos y oficinas”, lamenta el representante sindical.

Ahí radica la clave. Para los bancos se trata de filiales que realizan actividades no core ni estratégicas, “accesorias”, como han indicado fuentes de Deutsche Bank. Mientras, los empleados afirman que hacen el mismo trabajo que sus compañeros de oficina asalariados por la entidad matriz y por ello deberían cobrar lo mismo, no la mitad.

DEUTSCHE BANK EN ESPAÑA

La filial española de la entidad alemana ganó 45,4 millones el año pasado, más de cuatro veces más que en 2017, según publicó la Asociación Española de Banca (AEB) en abril. Este resultado no incluía algunos negocios de la matriz alemana, como el de banca de inversión.

Estas mismas cuentas mostraban unos gastos de personal de 219,8 millones de euros. Su consejo de administración percibió una retribución agregada de 4,61 millones de euros, es decir, el 2% de todo el dinero destinado a la plantilla.

Deutsche Bank España cuenta en la actualidad con alrededor de 2.400 empleados, una red de 180 oficinas y más de 650.000 clientes, según las últimas cifras oficiales publicadas por la entidad alemana. Más de cien años de historia en nuestro país desde que en 1889 Deutsche Bank y Bankhaus Arthur Gwinner Co. establecieron el Banco Hispano Alemán con el fin de financiar el alumbrado público de Madrid que había ganado en concesión el grupo alemán AEG (Allgemeine Elektricitäts Gesellschaft). En 1904 abrió su primera sucursal en Barcelona, bajo los auspicios del Deutsche Ueberseeische Bank (Banco Alemán Transatlántico).

Pese a la complicada situación de su matriz, la filial española de Deutsche Bank es una de las mayores apuestas de sus directivos. Es más, cuando se habló de una posible fusión con la entidad alemana Commerzbank, los analistas pronosticaron que el negocio en España no se vería muy afectado. El propio director general de la división de banca minorista de Deutsche Bank España, Fernando Sousa, expresó a principios de marzo su deseo de alcanzar los 900.000 clientes en 2023, lo que supondría un aumento del 38,5% con respecto a su clientela actual.

Deutsche Bank ha sido reconocido recientemente por cuarto año consecutivo como el primer banco en calidad de servicio en España, según el Estudio de Calidad Objetiva Sectorial (EQUOS), realizado por la consultora independiente Stiga. Con una puntuación de 8,41 sobre 10, el banco se sitúa como líder en el ranking, superando la puntuación media del sector de 7,20 puntos. Deutsche Bank ha sido líder en calidad de servicio en España ocho veces en los últimos diez años.