Hospital Rey Juan Carlos

El Hospital Universitario Rey Juan Carlos, integrado en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, ha realizado con éxito su primera cirugía radioguiada para la localización de lesiones ocultas (ROLL, del inglés Radioguided Occult Lesion Localization) en una paciente con carcinoma ductal in situ de mama.

Al evitar el uso del arpón y localizar el tumor mediante la inyección preoperatoria de trazadores marcados con tecnecio, esta técnica aplicada a la cirugía por cáncer de mama se postula como método seguro, preciso y eficaz en la detección de lesiones ocultas de mama no palpables, ya sea carcinoma ductal in situ y carcinoma infiltrante.

Además, se presenta como un procedimiento menos doloroso y traumático para las pacientes, minimizando la radiación e incrementando la calidad percibida de aquellas que requieren ser intervenidas por este tipo de neoplasia, siempre y cuando no sea necesaria la extirpación de toda la mama, y ésta se haga bajocontrol radiológico.

“El ROLL permite la extirpación completa del tumor bajo control radiológico y con un margen de seguridad de tejido mamario libre de tumor”, asegura la Dra. Charo Noguero Meseguer, jefa de servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital, quien señala que, “de esta manera, se mejoran los resultados y se evitan reintervenciones por bordes afectos por el tumor”.

Hospital Rey Juan Carlos

Asimismo, tal y como indica la especialista, la introducción de esta técnica en la cirugía de pacientes con cáncer de mama solo ha sido posible gracias al trabajo de los servicios de Medicina Nuclear, Radiodiagnóstico y Ginecología: “Se trata de un equipo multidisciplinar que ha actuado de forma conjunta bajo las indicaciones establecidas por el Comité de Tumores Ginecológicos y junto a los servicios de Anatomía patológica, Oncología Médica y Radioterápica”, precisa.

En el marco del proceso, y unas horas antes de la cirugía, el servicio de Medicina Nuclear pone a la paciente una inyección peritumoral con un trazador (tecnecio vehiculizado en una macroproteína). “Tras esto, el servicio de Radiodiagnóstico realiza un control ecográfico o mamográfico y, por último, cuando ha migrado el tecnecio, la paciente pasa a quirófano de Ginecología para la extirpación del tumor, que se hace de manera guiada con una gammasonda”, relata la Dra. Noguero.

A pesar de suponer una alternativa clara frente a los abordajes quirúrgicos clásicos, “la técnica ROLL es una cirugía poco difundida porque requiere de una logística de la que no disponen todos los hospitales”, concluye esta especialista.