Si eres vegetariano o vegano y busca nuevas formas de obtener un desayuno rico en proteínas, la clave real es agregar las denominadas proteínas magras, es decir, obtener muchas proteínas sin mucha grasa. Por ejemplo, la mantequilla de maní – o mantequilla de almendras, de nuez, o de soya- en una tostada integral tiene muchas proteínas, pero si comes demasiada mantequilla de maní, agregarás mucha grasa a su dieta, así que lo importante es el eqiilibrio en estos desayunos.

Los revueltos de tofu, los tazones de desayunos de quinoa, la avena con mantequilla de maní (agrega semillas de cáñamo para obtener proteínas adicionales) y los muffins de huevo de quinoa horneados son solo algunas de las deliciosas recetas veganas y vegetarianas que tienen un alto contenido de proteínas. 

Y si necesitas algo súper rápido, intenta incorporar siempre copos de quinoa en lugar de avena, y mézclala con frutas. Estos cinco primeros desayunos que puedes hacer a base de quinoa son: la quinoa de arce sola, la quinoa con un plátano en rodajas, quinoa con azúcar moreno y cinco fresas y la quinoa con una manzana trozeada y canela. Os desvelamos ahora otros cinco desayunos veganos con mucha proteína.

Quinoa De Chocolate Con Mantequilla De Maní

desayunos-veganos-proteina

La quinoa no es apta solo para cenar o comer. Este grano es muy rico en proteínas y el sustituto perfecto de la avena u otro cereal tibio. Al hervir la quinoa en la leche de soya, se vuelve suave, cremosa y abundante, y es la base ideal para sabores adicionales como el chocolate y la mantequilla de maní. Con solo un poco de cacao en polvo, mantequilla de maní y jarabe de arce, esta quinoa para el desayuno tiene un sabor dulce sin todo el azúcar agregado.