Der Spiegel ha vuelto a demostrar su colosal capacidad de influencia al colocar a la estrella futbolística Cristiano Ronaldo en el disparadero.

El semanario europeo más importante destapó el mayor escándalo de CR7, acusado de abuso sexual, y el astro se defendió afirmando que la información se basaba en documentos manipulados.

El editor del medio alemán, Wolgang Büchner, no tiene dudas sobre el scoop: “Revisamos meticulosamente nuestra información en términos legales, por lo tanto estamos seguros de nuestras fuentes de información”.

Der Spiegel se defiende

“Dudar de nuestros documentos parece ser su estrategia preferida. Cuando publicamos un artículo sobre el acuerdo de arreglo entre Kathyrin Mayorga y Ronaldo en 2017, sus asesores primero lo llamaron ‘ficción periodística’. Ahora Cristiano admite ese acuerdo”, explicó el editor.

Der Spiegel
Cristiano Ronaldo se ha visto afectado por las informaciones de Der Spiegel

Además, hace un oportuno recordatorio: “Cuando informamos sobre el fraude fiscal del señor Ronaldo, sus abogados alegaron primero que la información de nuestros documentos era ‘poco fiable’”.

Y añade: “CR negó que había cometido algún fraude fiscal, pero ahora admitió su culpa y pagó el dinero al estado español”. En toda la boca.

La torpe estrategia de CR7

Der Spiegel afirma que los abogados del futbolista cuando “pudieron discutir los hechos que presentamos y no lo hicieron”, evidencia de que no las tenían todas consigo.

Eso sí, Der Spiegel explica que su trabajo no es juzgar, “sólo informamos. Las autoridades responsables determinarán los siguientes pasos”.

Un semanario emblemático

Der Spiegel es desde su fundación en 1948 uno de los medios con mejor reputación e influencia de Europa.

Parecían desconocerlo los abogados del futbolista, que afirmaban que habían sido instruidos “para presentar todas las quejas y reivindicaciones en virtud de la ley de prensa contra la publicación alemana Der Spiegel”.

Y explicaban sus pretensiones: “En particular en lo que se refiere a la compensación por daños morales”.

Al menos escondían el dineral que exigirían, pero hablaban de “un importe que corresponda a la gravedad de la infracción cometida, que es probablemente una de las violaciones más graves de los últimos años de los derechos personales”.

Utilizar el término “violación” en este caso no parece una buena defensa, pero el asunto ha tomado un desagradable cariz en el que la terminología ha pasado a ser secundaria.

Breve historia de Der Spiegel

Esta revista editada en Hamburgo ha conseguido colocarse en el top ten de medios más influyentes a nivel mundial gracias a la obtención y publicación, que por desgracia no siempre van de la mano, de grandes exclusivas.

Der Spiegel
Der Spiegel ya demostró su poderío cuando publicó las informaciones referidas a Wikileaks.

Sus noticias cambiaron varias veces el rumbo de la RFA antes de la caída del Muro, en especial las referidas a las irregularidades existentes en ejército alemán.

O la decisión de que Bonn fuese su capital hasta la unificación tras el desplome del bloque comunista.

Ni las ansias censoras de la RFA doblegaron a su emblemático editor, Rudolf Augstein, máximo responsable del semanario entre el 47 y 2002.

Tras su jubilación unos nuevos bríos renovaron el medio, que siguió manteniendo sus señas de identidad con el Caso Wikileaks o la publicación de los papeles de Snowden.

Su estilo académico, similar al del Times, y sus exclusivas posibilitaron que durante los noventa llegase a vender más de un millón de ejemplares en los kioscos alemanes.

Ahora, la exclusiva sobre el presunto abuso sexual de Cristiano a Mayorga los vuelve a colocar en el centro de la noticia y con esta bomba de relojería regresan a la senda de la verdad en unos tiempos más propicios para las fake news.

 

 

Comentarios