Motivos para desear la vuelta del Nokia 3310

Si tienes menos de 25 años es más que probable que no tengas ni idea de porqué la posible vuelta de este teléfono a las tiendas ha dado tanto que hablar. Según los últimos rumores, es más que posible que en el próximo Mobile World Congress (MWC) Nokia nos traiga importantes novedades. La más llamativa: el retorno del mítico Nokia 3310.

Todavía hay pocos datos acerca del teléfono. No se sabe si será una versión actualizada o un calco del anterior. Sin embargo, parece una buena estrategia para que la marca -que comercializa HBS- relance su prestigio. Si hay algo por lo que la gente puede rascarse el bolsillo es por algo que le sugiera. Algo que le recuerde a su infancia. Y ese, podría ser, el 3310.

Es irrompible

Es, probablemente, el teléfono que tiene mayos resistencia a las caídas. No es un mito. Es una realidad. Se podía dar el mayor golpe que jamás hubieras imaginado, que el terminal no sufría ni un sólo rasguño. No existe una razón aparente, pero todo el mundo lo recuerda así. Y eso que el material del que está hecho es de plástico. Sin embargo, la única forma de destrozarlo fue con una prensa hidráulica.

Cómo será que, casi 17 años después de su primer lanzamiento, todavía hay multitud de memes en las redes sociales comparando su “dureza” frente a la debilidad de los actuales smartphones.

Se puede jugar a la serpiente

Era una de las características de los Nokia. Raro era ir en el Metro, el Autobús o estar en algún lugar público y no ver a alguien echando una partida a la serpiente. Nada de juegos complicados como los de ahora. Simplemente una línea que se come puntos y se hace grande. ¿Puede haber algo más sencillo y, a la vez, más divertido?

Es cierto que, a lo mejor, sería un buen momento para -según el tipo de móvil que lancen- hagan una pequeña actualización del software del teléfono. De ese modo, quizá podría darse alguna evolución a la serpiente para hacerla un poco más atractiva. ¿Qué tal algo de color? Sería una buena oportunidad para incorporarlo.

3

La batería 

Es uno de los aspectos que más se echa de menos con los Smartphone. Todavía recuerdo una tienda en la que, al preguntar por la poca duración de la batería de mi iPhone, el dependiente me dijo: “Si quieres un Ferrari, tienes que pagar la gasolina“. Eso fue con el primer modelo de Apple que salió. Ahora la cosa no sólo no ha mejorado, sino que ha ido a peor. Lo que pasa es que ya me he acostumbrado. ¿Serán capaces de hacer que el 3310 mantenga las mismas prestaciones y resistencia de la carga?

Y ya o sólo es eso. Es que, además, y por si fuera poco, ¡podías cambiarla tú solo si había algún problema con ella!

4

El tono de Nokia 


En algún momento a alguien de la firma se le ocurrió cambiarlo. ¿Por qué? Fueron los pioneros. Todos estábamos acostumbrados a que los móviles sonaran igual. Pero si no te apetecía escucharlo, tenías otras muchas melodías que podías poner y que resultaban cachondas.

Su precio

6

 

En el momento de su lanzamiento costaba unos 150 euros. Era más simple que el mecanismo de un reloj. Por tanto, no debía ser muy elevado. Ahora parece que podría volver con un precio que rondaría los 59 euros. ¿Excesivo? Habrá quien piense que sí, sobre todo, porque en Internet se pueden encontrar algunos por 20 euros. Aunque, desde luego, es una cantidad lo suficientemente atractiva como para que los mitómanos se lancen en masa a recobrar el teléfono que dominaba el mercado antes de la llegada de los iPhone.

Comentarios