Correos

En el libre mercado todas las empresas, incluso las públicas, deben competir en igualdad de condiciones. Ahora se conoce a través de Bruselas que se han estado dando ayudas a Correos cuando no era necesario. Lo curioso es que nadie dijo nada durante todo ese tiempo.

En concreto, la Comisión Europea (CE) ha obligado a Correos a devolver al Estado 167 millones de euros que recibió a través de compensaciones “excesivas” y exenciones fiscales “incompatibles” con las normas europeas que fueron concedidas por la prestación del servicio postal universal obligatorio entre 2004 y 2010.

Bruselas ha tomado esta decisión tras la investigación en profundidad abierta en febrero de 2016 a raíz de dos denuncias recibidas en las que se alegaba que Correos había recibido varias ayudas ilegales e incompatibles los años previos a que el mercado de servicios postales fuese liberalizado en 2011.

Apple pagará 1.700 millones más por su arrogancia ante Bruselas

La arrogancia de Apple ante la Comisión Europea podría costarle cerca de 2.000 millones de dólares, unos 1.700 millones de euros. La decisión del...

La Comisión evaluó además las aportaciones de capital concedidas a Correos entre 2004 y 2006, rechazando que fueran ilegales al concluir que estas se hicieron en condiciones de mercado, por lo que “esta medida no constituye una ayuda pública a tenor de las normas de la UE”.

Asimismo, analizó la compensación concedida a Correos desde 2004 por la entrega de material electoral y concluyó que es una medida anterior a la adhesión de España a la UE, que “constituye una ayuda existente que no debe recuperarse”.

LAS QUEJAS CONTRA CORREOS SE AMONTONAN

Uno de los más críticos con todo lo que ha pasado en correos ha sido Uno, la organización empresarial de logística, paquetería y transporte. Ha manifestado su satisfacción tras conocer la decisión de la CE de condenar a Correos a devolver ayudas recibidas ilegalmente.

Desde hace tiempo venimos denunciando que Correos está compitiendo de forma desleal en nuestra sector y por eso pusimos en marzo de 2014 una denuncia formal en Bruselas de la que hoy hemos tenido respuesta positiva, por lo tanto la justicia nos da la razón, aunque muy tarde”, apuntan desde Uno.

“La condena que hemos conocido hoy viene a demostrar nuestras sospechas de que Correos compite de forma dopada con el resto de las empresas, lo cual le facilita despreocuparse de sus tarifas”, han señalado en la mencionada organización empresarial. “Esa circunstancia -subrayan desde Uno- ha propiciado daños irreparables a las empresas del sector lo cual se ha traducido en pérdidas de empleos e incluso en la desaparición de empresas que eran incapaces de competir en semejantes condiciones desleales”.

Comentarios