corregir jefe

¿Tienes el valor o te sientes en libertado para corregir a tu jefe? Los líderes y cabeza de equipo también se equivocan. Y no hay nada de malo en hacérselo saber.

Cuando cuentas, además, con una gran carga mental, como suele suceder en este tipo de personas, te puedes ver un poco desbordado por las situaciones. Que sea el jefe no quiere decir que se encuentre constantemente en posesión de la verdad absoluta.

Los líderes son personas iguales a las demás. Con sus fallos y sus aciertos. Por ello, si tu jefe se equivoca y no sabes cómo decírselo, aquí tienes algunas pautas para conseguir además que no se sienta ofendido.

Cómo corregir a tu jefe sin que se ofenda

Algo muy común a la hora de decidir dejar atrás el trabajo en una empresa, es hacerlo por culpa del jefe. Es decir, porque somos contrarios a sus ideas, pero no nos atrevemos a plantarle cara.

Más de la mitad de las personas que deciden renunciar a su trabajo lo hacen por sus jefes.

Consejos para decirle que está equivocado

Aunque es cierto que no todos los jefes son iguales, todos suelen tener el mismo punto en común: no están demasiado abiertos a las ideas y “correcciones del equipo”. A lo largo de la trayectoria profesional, todos daremos con diferentes tipos de líderes.

Por ello, es bueno saber cómo hacer si queremos decirles que se encuentran equivocados.

¿Estás cien por cien seguro de que se ha equivocado?

Lo primero que debemos tener claro a la hora de acudir a hablar con nuestro jefe para corregirlo, es estar cien por cien seguros de que se ha equivocado.

A nadie le sienta bien que venga otro a corregirle y que encima no lleve razón. Por lo que piensa detenidamente en el fallo y, antes que nada, piensa en cuál podría ser la solución para llevar el trabajo bien hecho desde el principio.

Transmíteselo de buena forma

Hablando se entiende la gente y, hablando bien, mucho mejor. Piensa que a ninguno nos gusta ser corregidos, mucho menos a alguien cabeza de un equipo.

Sin embargo, siempre que aportes algo de buena forma, te involucres y des tu opinión de forma comedida y educada, seguro que tu jefe no tendrá ningún problema en escucharte y rectificar si es debido.

Elige el momento y lugar adecuados

No es bueno corregir a una persona delante de todas. Y mucho menos contradecir al líder delante de todo el equipo, pues este puede pensar que le estás restando autoridad.

Por ello, es aconsejable acudir a su despacho, pedir una cita con él y, tranquilamente, exponerle tus objeciones a sus argumentos de forma tranquila e íntima. Esto, además, creará un buen clima de confianza, lo que hará que se encuentre más receptivo a la hora de recibir las críticas.

Recuerda, además, que estas deben ser constructivas y no ataques, pues cualquiera podamos equivocarnos nos encontremos en la posición que nos encontremos.

Plantea una solución

No solo vayas con reproches si vas a sentare a hablar con el jefe. Es bueno que, para demostrar tu profesionalidad y preocupación por el equipo, lleves también las soluciones que tú propondrías a la hora de lidiar con el problema.

Intentad hablar entre los dos, y seguro que llegáis a un punto intermedio en el que os pongáis de acuerdo.

Agradece su tiempo y compromiso

Por último, es bueno siempre ser agradecido. Él te ha brindado la posibilidad de hablar tranquilamente para exponer tus pensamientos, y es bueno que se lo agradezcas.

Esto demuestra, además, tu compromiso con el equipo y la compañía, y seguro que lo tomará en cuenta en futuras ocasiones.

Foto de El

El 'jefe perfecto' es una utopía, según tiendas.com

Desde tiendas.com María José Capdepón su CCO, ha declarado que tienen unos directores que no son el 'jefe perfecto' para sus equipos...

Como ves, si acudes a tu jefe de buenas formas y no con ataques, no hay ningún problema en corregirle. Él, como todos, también está en su derecho de equivocarse y rectificar ayudado por todo su equipo.