SMS publicidad

No son pocas las empresas que basan su estrategia de publicidad en hacerle llegar SMS a los móviles de sus clientes. Sin embargo, el problema reside cuando como usuario te llegan mensajes de diferentes compañías con las que no tienes nada que ver.

La publicidad es el día a día de todos nosotros y, sin ella, muchos de los trabajos actuales no existirían. Pero hay mucha de esta publicidad que resulta intrusiva para el consumidor. ¿Qué ocurre cuando no queremos que nos entren anuncios de esta forma en el teléfono móvil?

Aunque en la era de Internet y del Whatsapp el SMS parece que se ha quedado un poco atrás, algunas empresas aún lo mantienen como medio de comunicación. ¿Qué podemos hacer contra esas compañías?

Reclama contra las empresas que envían SMS con publicidad

El SMS actualmente es una práctica que va yendo a menos, aunque aún hay bastantes compañías que lo siguen empleando. ¿Cómo deshacerte de esos mensajes intrusivos?

Lo más importante que debes tener en cuenta es evitar dar tu consentimiento para que puedan enviártelos.

Evitar dar tu consentimiento es prioritario

Hay ocasiones en las que, como usuario activo de redes sociales, Internet, etc. das tu consentimiento sin leer demasiado para que las empresas puedan enviarte publicidad.

Esto es muy común en los sorteos y concursos. No hay ningún problema en que lo hagan si has dicho que sí. Por ello, es importante revisar todo lo que aceptas antes de participar para más tarde no verte sorprendido con SMS intrusivos.

Muchas compañías se aprovechan de que como usuarios no nos fijamos en los términos y condiciones y, sobre todo, en las políticas de publicidad. Aunque con la nueva Ley de Protección de Datos muchas de estas malas prácticas se han suprimido, aún queda mucho para que los usuarios puedan tomar el verdadero control de qué quieren recibir y qué no.

Puedes retirar tu consentimiento

No olvides que, si en algún momento has dado tu consentimiento para que tus datos puedan ser tratados con fines publicitarios, puedes retirarlo para que estos sean eliminados de los registros.

Existen, o deben existir, teléfonos de atención al público gratuitos para que puedas dirigirte a ellos y retirar en todo momento tu consentimiento.

De no existir dicho teléfono, si no lo encuentras, o no recuerdas dónde diste tus datos, dirígete directamente al proveedor que te está enviando esos SMS publicitarios. En el momento en el que te pongas en contacto con un responsable, este debe eliminar de inmediato tus datos para que no vuelvas a aparecer en sus listas.

Derecho de oposición

Recuerda que tus datos pueden ser tratados por las empresas aunque no hayas dado tu consentimiento si previamente has contado con un contrato por un producto o servicio contratado con las mismas. Esto muchas lo hacen para ofrecerte productos, descuentos, etc. que te puedan interesar a través de SMS.

Sin embargo, también tienes derecho a oponerte. De hecho, ellos mismos deben ofrecerte esa posibilidad de forma fácil y siempre gratuita.

Recuerda que, cuando lo hagas, debes informar expresamente de que no deseas que tus datos sean tratados para recibir más publicidad y también indicar el canal por el que la recibes, en este caso, a través de SMS móvil.

Si continúa, puedes denunciar

Si después de ejercer tu derecho de oposición y de hablar con las personas competentes no cesa el acoso telefónico, puedes denunciar.

Esto lo puedes hacer poniendo una reclamación en la Agencia Española de Protección de Datos. Para ello, debes aportar la información necesaria y que solo tú tienes y puedes proporcionar. Además, también será necesario aportar la publicidad recibida.

Asimismo, existen también órganos superiores como los Órganos de Consumo donde también podrás ejercer tus derechos y poner las reclamaciones pertinentes por la publicidad no deseada.

call centers

Cómo evitar que te llamen de call centers con publicidad

Desde hace mucho tiempo, los call centers se han dedicado a perturbar nuestra calma acosándonos a llamadas telefónicas. Esto puede llegar a...

Como ves, lo primero que debes hacer es intentar suprimir el acoso de los SMS intentando mediar y poniéndote en contacto con los responsables. Si después de esto no cambia nada, recuerda que siempre cuentas con la opción de interponer una reclamación como consumidor.