A pesar de que pueda parecer que la Reina Sofía ha tenido una vida cómoda y sencilla, hay que tener en cuenta que ella se vino a España, un país que no conocía, por un amor. Sofía no hablaba español y no tenía ningún contacto en nuestro país y, aún así, ha llegado a ser una de las mejores reinas de la historia. ¡El pueblo quiere a la Reina Sofía de vuelta!

Pero, ¿Cómo ha sido la vida de la Reina Sofía? A continuación vamos a conocer un poco más de ella y de estos años que ha servido a la corona fielmente y con una enorme sonrisa de oreja a oreja cada día. No se le puede pedir nada más a una persona. Así que, sin más, vamos a conocer la vida de la Reina Sofía.

2Sofía y Juan Carlos I, duermen juntos pero separados tras todos estos años. ¿Por qué?

La Reina Sofía aseguró que se vino a España muy enamorada, y no nos cabe duda de ello. La princesa de Grecia, que renunció a ese título por amor, se vino a España sin apenas saber español y con un hombre del que estaba enamorada, pero del que no sabía tampoco demasiado. Es por eso por lo que cuando se conoció la noticia de que Sofía y Juan Carlos I no dormían juntos, a todos nos sorprendió. ¿Cuál es la razón?

La respuesta es muy sencilla. Las infidelidades de Juan Carlos I. Hoy en día, Sofía sabe que Juan Carlos ha ido saltando de cama en cama cuando le ha apetecido, pero claro, eso lo sabe ahora porque lo descubrió en su momento, y no fue demasiado agradable para ella.

Un día cualquiera, el rey le dijo a Sofía que se iba de caza. Ella le dijo que vale, ya que era una práctica bastante habitual en él. Unas horas más tarde, Sofía decidió hacer algo por su marido y cogió a los niños y se fue hasta la finca en la que cazaba para darle una grata sorpresa. Pero la sorpresa se la llevó Sofía. ¡Juan Carlos estaba en la cama con otra mujer! Vaya decepción.

Sofía cogió de nuevo a los niños y se volvió a Madrid. Allí se encerró en una habitación y no dejó pasar a Juan Carlos. No quería explicaciones. Unos días más tardes, volvió a hacer las maletas con los niños y se fue con su madre a Madrás, donde quería quedarse para siempre. No obstante, el deber la llamaba y tenía que volver a España. Desde entonces nada ha sido lo mismo y su actitud con Juan Carlos cambió radicalmente.