denunciar llamadas de publicidad

Las llamadas de publicidad pueden ser molestas e incluso irritantes. Muchas veces, los usuarios no recuerdan o directamente no han cedido sus datos y se sorprenden al recibir llamadas de teléfono de compañías telefónicas, ofertas, etc.

Seguro que recuerdas haber sufrido alguno de estos casos en algún momento. Desde el pasado 2018, la Ley de Protección de Datos Europea se ha endurecido encarecidamente para evitar este tipo de situaciones. Sin embargo, no son pocas las llamadas publicitarias que seguimos recibiendo.

A día de hoy, esto puede dejar de ser un problema si sabes cómo gestionarlo. Y aquí está la cuestión: ¿cómo denunciar llamadas de publicidad molestas? Aquí puedes descubrirlo.

Denunciar llamadas de publicidad

A veces las compañías acosan al usuario a través de llamadas, cartas, emails, etc. que este no ha aceptado recibir o que ni siquiera se ha dado cuenta de haberlo hecho.

La Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios es la encargada de regular los derechos de los consumidores en las comunicaciones comerciales a distancia.

Descubre la Lista Robinson

La Lista Robinson es un registro en el que se pueden apuntar las personas que no desean seguir recibiendo llamadas de publicidad.

Antes de hacerlo tienes que tener en cuenta que esta lista protege al usuario de las empresas con las que nunca ha tenido ningún tipo de relación. En el caso contrario, debe ser el propio usuario el que contacte directamente con la empresa para cortar la comunicación comercial.

Además, también es importante tener en cuenta de que deben pasar tres meses desde que te apuntaste a la lista para que esta comience a hacer efecto.

Para apuntarte, tan solo necesitas registrarte con tus datos y, una vez registrado, elegir la opción por la que deseas dejar de recibir información. En el caso de querer evitar las llamadas de publicidad, deberás enviar la opción teléfono (móvil o fijo).

Denuncia en la Agencia de Protección de Datos

Desde que en el pasado 2018 se endureció la Ley Europea de Protección de Datos, muchas empresas han dejado a un lado el acoso con las llamadas publicitarias. Sin embargo, también hay muchas que han hecho oídos sordos y continúan con las malas prácticas para con los usuarios.

Si te sigue ocurriendo y, tras haberte apuntado incluso a la Lista Robinson o haberte puesto en contacto con las empresas estas siguen llamándote, lo más fácil es denunciar directamente en la Agencia de Protección de Datos.

Esto lo puedes hacer si ya han pasado tres meses desde que te apuntaste a la lista y aún así sigues recibiendo publicidad. También si las empresas con las que te pusiste en contacto ignoran tu requerimiento.

Para denunciar, en la propia web de la Agencia tienes todo tipo de información al respecto. De hecho, las multas interpuestas por la misma a las empresas son bastante considerables.

Horarios que las empresas deben respetar

Si las empresas van a efectuar llamadas de publicidad a sus usuarios para ofrecerles cualquier tipo de producto o servicio, existen unos horarios que deben respetar.

Esto viene recogido en el Texto Refundido de Defensa de Consumidores y Usuarios. La norma destaca que las llamadas comerciales solo podrán realizarse desde las 9 de la mañana a las 9 de la noche y en ningún caso en festivos o fines de semana.

Foto de Claves nueva Ley Orgánica Protección de Datos y Garantía

Claves de la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos y de Garantías de los Derechos Digitales

Esta norma adapta el ordenamiento jurídico español al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)En mayo de 2016 se aprobó el Reglamento...

A partir de ahora, cuando te molesten las empresas ya sabrás cómo puedes defenderte de las llamadas publicitarias insistentes y que no te interesan. Con la ley en la mano, estás en todo tu derecho de intentar que cesen y, de no ser el caso, de denunciar a la empresa por sus malas prácticas.

Si todos los usuarios lo hicieran, no cabe duda de que las compañías se lo pensarían dos veces antes de llamar, pues las sumas de dinero a las que se enfrentan no son nada desdeñables.