Google

Antes de que los fabricantes de automóviles y otros players como Uber decidieran poner en marcha proyectos relacionados con el coche autónomo, Google ya llevaba tiempo investigando en la materia. La empresa de la gran G había empezado a interesarse por este campo en 2009. Con siete añitos de edad, a finales de 2016, fue el momento de que el polluelo volara del nido. El proyecto perteneciente a Alphabet se renombró como Waymo y comenzó su andadura (o más bien su conducción) en solitario.

“Cuando éramos Google probábamos cosas aburridas en las autopistas, pero empezamos a poner más confianza en la tecnología”, ha comentado en el Web Summit de Lisboa el CEO de Waymo, John Krafcik. El directivo explica que la idea surgió cuando vieron imágenes de gente escribiendo mensajes de texto o maquillándose mientras conducía a 120 kilómetros por hora. “Queremos crear un conductor que no se duerma, que no emborrache o se entretenga con otras cosas. El 94% de los conductores es por culpa de los seres humanos”.

¿En qué momento se encuentran los coches autónomos creados por Google? El CEO de Waymo, John Krafcik, ha revelado en el Web Summit que sus vehículos ya están conduciendo completamente solos en las carreteras y ciudades de EE.UU. “Los hemos probado en Phoenix (Arizona)”, ha señalado. Los coches cuentan con una combinación de sensores y cámaras, para ver en 360 grados qué ocurre a 300 metros de distancia e identificar todos los elementos que hay alrededor incluso en la noche.

La gallina cruzó la carretera, pero el coche autónomo no la atropelló

La tecnología de la compañía es capaz de reconocer a otros coches, peatones, ciclistas, animales, etc. “Podemos detectar millones de objetos, saber todo lo que pasa. Incluso somos capaces de hacer honor a esa broma de por qué la gallina cruzó la carretera y pararnos si vemos a una madre con sus polluelos atravesando la calle”, ha explicado el CEO de Waymo, quien también ha desgranado sus medidas de seguridad para evitar los temidos accidentes. La compañía monitoriza cada segundo diferentes parámetros y está muy pendiente de posibles problemas en el volante, los frenos, la alimentación, etc.

En el último año los coches de Waymo han recorrido 5.500 kilómetros físicos y se han puesto a prueba en 20.000 escenarios diferentes. También han practicado con un simulador virtual, donde se han hecho 4.000 millones de kilómetros de conducción. “Estamos convencidos de que la experiencia es la mejor maestra”, ha manifestado el experto en Lisboa.

En el futuro inmediato la spin-off de Google espera desplegar su flota de vehículos completamente autónomos en más ciudades de EE.UU y otros países. Además, “en los próximos meses personas ‘normales’ podrán probarlos”. Krafcik ha anunciado un programa de testeo para actividades cotidianas como ir al trabajo, al colegio o a los entrenamientos de fútbol. Waymo quiere tener cuanta más información mejor. “Cuanta más gente pruebe los coches mejor para nosotros. Aprovechamos todos esos datos para estadísticas de las que aprendemos”.

Más adelante podrían comenzar a desplegarse flotas de estos vehículos sin conductor para fines concretos que se hayan diseñado para necesidades específicas. Incluso se plantea una especie de servicio de renting en el que los usuarios podrán usar estos coches un día, una semana, un mes, etc.

Beneficios del coche 100% autónomo

El profesional, que ya contaba con muchos años de experiencia en el sector de la automoción antes de unirse a Google, ha desgranado algunas de las ventajas que los coches 100% autónomos de la compañía ofrecerán. En primer lugar, permitirán a las personas que se relajen en sus trayectos diarios, ya que “solo tienen que dar a Start y el coche se dirige a su destino solo, girando, frenando y parando cuando sea necesario”.

Además, estos vehículos eléctricos supondrán beneficios para el medio ambiente, evitarán el problema de la pérdida de tiempo a la hora de buscar aparcamiento y ayudarán a reducir el tráfico y los atascos. “Antes comprábamos un coche que teníamos que usar todos los días. Pero ahora el coche no está preparado para nosotros. Es un desperdicio y altamente contaminante. Hemos detectado que el 60% de los trayectos que se hacen en EE.UU son de menos de 2 kilómetros, lo cual debería hacernos pensar”, ha apostillado el ejecutivo. Por no hablar de la reducción de accidentes que en su mayoría son provocados por fallos humanos.

Para el directivo, los coches autónomos también serán muy beneficiosos para personas mayores a los que ya les han retirado el carnet de conducir o gente con algún tipo de discapacidad física. Durante el comienzo de su Keynote, Krafcik puso el ejemplo de su madre, ya jubilada. “Carreteras más seguras y mejor acceso a transporte para todo el mundo. Es un futuro que podemos comenzar a imaginar”, ha concluido el CEO de Waymo.

Comentarios