clanes-hoteleros-baleares

Los principales clanes hoteleros que operan en Baleares tienen el privilegio de estrenar la temporada de verano abierta desde este lunes al turismo internacional con la puesta en marcha del plan piloto que permite la llegada de turistas alemanes a Mallorca. Pero no todo son buenas noticias. Los grandes del sector cruzan los dedos porque en esta primera fase está en juego la continuidad de la temporada.

En las reivindicaciones a las Administraciones públicas, van todos a una. En cuanto a las estrategias de captación de turistas, encontramos propuestas y campañas dispares. A partir del 21 de junio se podrá viajar entre provincias y comunidades autónomas. El target se amplía y atraer al cliente fidelizado no es la única opción. Se trata de desplegar fórmulas atractivas para públicos nuevos.

Aunque la reapertura se ha materializado con la reactivación del turismo alemán, los grandes del sector –Barceló, Iberostar, Meliá, Palladium y Riu– se saben todavía en una situación más que delicada e insisten una y otra vez en unas exigencias en las que coinciden de forma unánime. En la cumbre empresarial organizada este martes por la patronal CEOE y centrada en el sector del Turismo, volvieron a oírse muchas de esas reclamaciones al Gobierno

El presidente del Grupo Barceló, Simón Pedro Barceló, urgía a tomar medidas que permitan asegurar la financiación, que impliquen la máxima flexibilidad en los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para proteger el empleo, así como en los contratos de alquiler, o la aplicación del IVA súper reducido para todas las actividades del sector.

Y aunque también lo hacía Barceló, los presidentes de las hoteleras coinciden en la necesidad de impulsar ayudas a las compañías aéreas, en línea con otros países ya que, según su criterio, “es imposible reactivar la actividad sin una apuesta clara por la conectividad”.

Entre las coincidencias además se cuenta la aplicación de todos los protocolos de sanidad y seguridad de sus operaciones, siguiendo las directrices sanitarias encaminadas a reducir el contagio al mínimo, por parte de todos. Y entre sus ventajas, en la mayoría de los casos, las grandes dimensiones de los resorts que garantizan, además, un entorno más seguro para todo tipo de familias, donde la distancia social y el contacto con la naturaleza están asegurados.

Y aunque la incertidumbre sigue en el ambiente, las certezas también toman forma: “las nuevas normas y más estrictas de higiene y la distancia social, aunque se relajarán con el tiempo, han venido para quedarse”, afirmaba recientemente en un think tank sobre los nuevos espacios que generará el turismo, Jesús Sobrino, CEO de Palladium Hotel Group. Siendo la higiene un objetivo accesible, tras la adaptación a unos protocolos claros y comunes, el distanciamiento social presenta mayores dificultades, mientras las paredes no se muevan: “más que reducir el aforo se trata de quebrarnos la cabeza en buscar maneras de gestionar un volumen de gente, para evitar las aglomeraciones y personas haciendo colas en un bufet”, matiza Sobrino.

APERTURA ANTICIPADA EN BALEARES

Al igual que otras cadenas, Meliá Hotels International también tendrá en julio activos en España sesenta hoteles, entre ellos cinco en Baleares, tras iniciar este mes de junio un proceso de reapertura gradual. La cadena liderada por Gabriel Escarrer ha precisado que la cifra de hoteles abiertos irá en aumento, “si las condiciones de la demanda lo permiten, con el compromiso de reactivar la temporada, recuperar todo el empleo posible y contribuir a la estimulación de la economía”.

En cuanto a la demanda, Meliá ha señalado que se ha producido un visible aumento de las reservas durante las últimas semanas.

En la presentación este lunes del plan piloto en el Riu Concordia de Mallorca, los presidentes de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) y Agrupación de Cadenas Hoteleras (ACH), Maria Frontera y Gabriel Llobera, respectivamente, señalaban que “todo ha cambiado de un día para otro en positivo”.

El copresidente de RIU Hotels, Luis Riu, no ocultaba su satisfacción por la llegada de los primeros turistas del plan piloto: “Hay que ser prudentes, pero también es cierto que la evolución de la actual coyuntura turística no tiene nada que ver con la de hace unas semanas” y añadía “esta nueva situación nos obliga a responder y actuar con la apertura de más establecimientos no solo en Mallorca, sino también en otros destinos vacacionales en los que estamos operativos”.

PROGRAMAS VACACIONALES PARA SANITARIOS

Además de las medidas y exigencias, las ideas en las grandes cadenas hoteleras se mueven a gran velocidad. La situación sigue siendo oscilante y la capacidad de adaptación se antoja decisiva. Por eso, las propuestas se suceden y Barceló ha animado a impulsar programas vacacionales subvencionados, como el Imserso para los mayores, destinados a sanitarios y colectivos afectados y que han estado en primera línea de la crisis sanitaria.

Esta medida planteada por Barceló busca combatir uno de los grandes hándicaps del sector como es la estacionalidad a través de programas sociales que generarían “rentabilidad privada y pública”.

Por otro lado, Barceló ha reclamado una posición preferente para el sector del turismo como parte del programa de reconstrucción de la Unión Europea (UE) y de España “no solo por razones económicas sino también de identidad europea”. También en la cumbre organizada por la patronal española, el dirigente de la cadena hotelera ha reiterado que “somos lo que somos como europeos, entre otras razones por el turismo”, ha insistido.

ALOJAMIENTO GRATUITO PARA NIÑOS

Otra de las estrategias que, en este caso, Iberostar despliega para incentivar la llegada de turistas es el alojamiento gratuito a los niños de menores de 12 años que comparten habitación con sus padres, en estancias que se produzcan a partir de junio de y hasta octubre 2021; y para compras que se realicen hasta finales de junio 2020.

Los primeros hoteles Iberostar que reabren en España a partir de junio se sitúan en Andalucía, Mallorca y Canarias tras la adaptación de los protocolos de sanidad y seguridad. Este verano, la cadena hotelera quiere invitar a los más pequeños a disfrutar de sus hoteles. El Grupo Iberostar trata de reconocer así el esfuerzo realizado por las familias en los momentos más críticos de la pandemia, en las semanas de confinamiento más estricto, para contener la expansión del virus.

MERCADOS IMPULSORES EN MALLORCA

Los principales dinamizadores del aumento progresivo en el número de reservas turísticas a Mallorca durante las próximas semanas serán los visitantes procedentes de Alemania, Austria, Suiza, Francia, Holanda y países nórdicos.

La FEHM y la ACH señalan que la situación ha dado un vuelco espectacular “por lo que cada cadena tendrá que adaptarse a la evolución de la demanda para tener operativos más establecimientos”.

Comentarios de Facebook