Círculo de Empresarios
De izquierda a derecha, John de Zulueta, Juan María Nin y Alicia Coronil

Formar un gobierno estable sin partidos antisistema que quieren destruir el Estado español, abordar reformas que favorezcan el crecimiento de la economía y el empleo, y reducir la deuda pública. Estas son las tres medidas que el Círculo de Empresarios pide al nuevo Ejecutivo y que debería acometer en sus primeros cien días.

“Es urgente recuperar la visión estratégica de la política económica y dotar de mayor estabilidad al ciclo político para impulsar las reformas que permitan generar un crecimiento sostenible e integrador”, señaló su presidente, John de Zulueta, durante la presentación de sus propuestas al nuevo Ejecutivo que salga de las urnas del próximo día 28 de abril. Y añadió: “España podría jugar en la champions y volver a ser la octava potencia económica mundial”.

Con unas elecciones a la vuelta de la esquina, el Círculo de Empresarios ha puesto deberes a los futuros gobernantes elaborando lo que han denominado como ‘una agenda realista’. No obstante, no están muy convencidos de que sus propuestas sean escuchadas. De hecho, una de ellas es que el nuevo Gobierno asuma las recomendaciones de las instituciones independientes como el Banco de España, la AIReF o la CNMC, entre otras.

El Círculo de Empresarios propone equiparar las indemnizaciones por despido de contratos temporales e indefinidos

Partidos políticos que, una vez en la poltrona del poder, suelen hacer oídos sordos a este tipo de instituciones. Y, lo que es peor, lo que han escrito en sus programas son palabras que luego se las lleva el viento. “No nos fiamos de los programas de los partidos políticos ya que luego se olvidan de sus promesas. El Gobierno que promete mucho y luego no cumple ha sido la triste realidad. Los programas hacen difícil pensar en un pacto de Estado. En el momento en que te extremas, se hace incompatible”, afirmó Zulueta.

LAS RECOMENDACIONES DEL CÍRCULO DE EMPRESARIOS

El nuevo periodo electoral se va a desarrollar en un entorno nacional e internacional caracterizado por la incertidumbre y la desaceleración. “La economía se está desacelerando y el Gobierno no quiere darse por aludido”, se lamentó el presidente del Círculo de Empresarios.

Entre las amenazas de cara el futuro, que ya hoy es una realidad, el déficit público: el 97% del PIB. Dicho de otra manera, cada español tiene una deuda de 24.528 euros. Hace una década, dicho porcentaje era del 40% del PIB, y cada español debía 9.511 euros. “La recomendación de la UE es que no pase del 60%. Si viene otra crisis, no tendremos margen de maniobra. España está muy mal preparada. Y el Gobierno tirando de viernes sociales”, recalcó con cierta ironía.

Entre sus propuestas, el Círculo de Empresarios propone la equiparación de las indemnizaciones por despido de contratos temporales e indefinidos en 18 días por año trabajado, es decir, la media de los países de la OCDE. De producirse, se reduciría el coste del despido para los trabajadores fijos (20 días si es objetivo, y 33 o 45 si es improcedente dependiendo del año de la firma del contrato) y se elevaría el de los trabajadores temporales (en la actualidad es de 12 días).

También dejar en solo tres el número de contratos: indefinido, temporal por necesidades empresariales (de duración determinada), y juvenil (de formación); reducir de manera gradual la carga de las cotizaciones sociales que soporta el empleador (23,6%), elevando la del trabajador (4,7%); y reordenar las potestades tributarias de Estado, Comunidades Autónomas y Entidades Locales.

Generali

Generali necesita crecer un 50% para mantener su rentabilidad

Con una cuota de mercado del 4% en España, Generali está inmersa en diferentes propuestas para intentar elevar dicho porcentaje si quiere seguir siendo igual de rentable y eficiente.

En este último punto, Alicia Coronil, directora de Economía del Círculo de Empresarios, subrayó que habría que reducir gravámenes y tipos “que limitan el crecimiento y la posibilidad de las empresas de ir de una comunidad a otra”. Por tanto, abogan por reducirlos o, directamente, eliminarlos ya que sólo tienen afán recaudatorio. Y puso como ejemplo el impuesto a las grandes superficies.

Respecto al estatuto básico del empleado público, Juan María Nin, presidente del grupo de trabajo de Economía y Unión Europea, apuntó que “todo es mejorable. No se trata de fomentar un nuevo marco de despido, sino de un sistema de contratación, despido o remuneración más flexible”.

Por último, y en cuanto a pensiones, el Círculo de Empresarios se decanta por crear un sistema de cuentas nocionales, incrementar progresivamente el número de años de cotización, desincentivar la jubilación anticipada a la par que fomentar la ampliación voluntaria de la vida laboral, y transformar de manera progresiva el actual sistema de reparto en uno mixto al estilo sueco. ¿Les escucharán? “El capítulo de economía está ausente en estas elecciones”, se lamentó John de Zulueta.