Foto de Españoles en el cine

La organización de consumidores Facua está a punto de declarar la guerra a las distribuidoras de cine.Según un estudio realizado a 102 salas, en 45 ciudades españolas, sólo un tercio ha bajado el precio de las entradas, y alrededor de una treintena ha reducido el coste, pero por debajo de lo que corresponde al descenso del IVA al 10%.

Ésta fue una de las principales reivindicaciones al ejecutivo de Mariano Rajoy a lo largo de los siete años de gobierno del Partido Popular, cuando en 2012 elevó el Impuesto sobre el Valor Añadido del tipo general, del 18 al 21%, y en él incluyó las entradas a salas de cine, teatros, festivales de música y museos privados, que saltaban entonces de un 8% a 21%.

Actores, directores de cine, literatos y consumidores han luchado desde entonces para que el ejecutivo Rajoy redujera el gravamen, reivindicando así el acceso a la cultura para todos, suponiendo que esta industria es la que crea un concepto de país y nos define como nación.

De las 102 salas estudiadas, solo 33 han repercutido la baja del impuesto. Del resto, 36 no han reducido el precio final que aplicaban a comienzo de año. Cuatro de ellas incluso han subido los precios y otras 33 han reducirlo el coste de la entrada, pero por debajo de lo que representa la bajada de once puntos.

Fiesta del Cine: los españoles quieren que ir al cine cueste menos

Fiesta del Cine: los españoles quieren que ir al cine cueste menos

Según un estudio de entradas.com, un 65% de los españoles van al cine cuando es el 'Día del Espectador' o cuando hay...

El ministro de Cultura, José Guirao, apuntó en una entrevista en la Cadena Ser que, aproximadamente sólo la mitad de las salas están repercutiendo la bajada del IVA, y que, de seguir así, el Gobierno se replanteará revisar la reducción del impuesto sobre la cultura, si los exhibidores no concurren en el descenso de la taquilla. “Lo que no se puede hacer es pasarse años reivindicando la subida del IVA, haciéndolo razonablemente porque creo que tenían razón, pero cuando llega la medida despistarse para aplicarla”, señaló. Así mismo matizó que trasladará su malestar a los representantes de las salas cuando se reúna con ellos, antes de tomar ninguna decisión.

A principio de año, el precio medio de la entrada en fin de semana y festivo, en los cines analizados por esta asociación de consumidores, era de 7,55 euros. Ahora la cifra desciende tan solo 43 céntimos, y el precio medio por entrada se sitúa en 7,12 euros, frente a los 6,86 euros que debería costar, de media, si se hubiera aplicado la norma en todas las salas. El gobierno señala que la bajada está de media en torno a los 50 y 90 céntimos, dependiendo de cada cine.

LOS EXHIBIDORES SE DEFIENDEN

La Federación de Cines de España (FECE) ha señalado que las salan han reducido el precio por entrada en torno a 40 céntimos, dependiendo de cada cine, y asegura que, de media, las salan han pasado de cobrar 6,22 euros a 5,82 euros por película.