China
Sede central de la televisión China. Foto:: Giulia Marchi/Bloomberg

El Gobierno de China lo tiene muy claro: va a prohibir la emisión de programas de televisión extranjeros en horario de máxima audiencia a la par que va a limitar el contenido importado en plataformas de retransmisión de rápido crecimiento como HBO, Netflix, Amazon o Sky.

Las normas que así lo atestiguan fueron publicadas el pasado 20 de septiembre y amplían las restricciones que durante años han limitado el acceso a programación no generada en China con el objetivo de frenar lo que los políticos describen como “influencia negativa en los espectadores”.

El objetivo de frenar lo que los políticos describen como “influencia negativa en los espectadores”

La propuesta de la Administración Nacional de Radio y Televisión también limitará el tiempo de transmisión de contenido extranjero y limitará la participación de talento de fuera del país.

EL CONTROL DE CHINA

El Gobierno ha tratado de limitar los programas de televisión extranjeros. Se trata de una práctica que ha ido in crescendo a la par que el presidente Xi Jinping ha ido reforzando el control estatal de los medios. De esta manera también se intenta facilitar la competencia entre los productores de contenido chino. Según las nuevas reglas, el contenido extranjero también estaría limitado al 30 por ciento de las plataformas disponibles de transmisión.

Banco de España

¿Puede Amancio Ortega comprar el edificio del Banco de España?

Amancio Ortega, el fundador de Inditex, siente especial predilección por el ladrillo. En Nueva York, París, Londres, Milán o Miami ha puesto su particular...

Las nuevas restricciones, disponibles para consulta pública hasta el próimo 20 de octubre, también prohíben que talento extranjero, entre ellos escritores, directores, actores y otros miembros del sector, representen más de una quinta parte del talento total en un programa de ficción televisivo chino. Asimismo, el director y el guionista no pueden ser de nacionalidad extranjera en un programa de televisión; el actor y la actriz principales tampoco pueden ser extranjeros.

Las restricciones al talento extranjero tienen una excepción: no se aplican a las películas, que están reguladas por separado por el Departamento de Publicidad del Comité Central del Partido Comunista.

Comentarios