Toyota
Fuente: Bloomberg

Recordemos antes de nada que el veto a Huawei, o la inclusión a la lista “Entity List” del Departamento de Comercio de EEUU, obliga a Google y a Qualcomm a dejar de dar servicio a la compañía China, ¿por qué?

Según el Departamento de Justicia de EEUU, acusa a Huawei de proporcionar servicios financieros a Irán, los cuales están prohibidos, ya que chocan frontalmente con las sanciones económicas interpuestas al país. Ninguna empresa americana ni europea puede entablar relaciones comerciales con Irán sin permiso previo en los siguientes sectores: armas, nuclear, energía, finanzas, sector naval, comercial y asegurador. Por lo tanto, si Huawei ha dado servicio, las empresas directamente relacionadas tienen que cortar cualquier vínculo comercial.

Y aunque China ha respondido incrementando los aranceles a productos americanos entre el 5% y el 25%, lo que realmente preocupa a Apple, además del incremento en los costes de producción de sus terminales, es la presión social en China por parte de los usuarios, que han declarado que dejarán de comprar productos de la marca de la manzana para apoyar a la marca local, siendo el consumidor final el que realmente perjudique a la compañía considerando de interés nacional apoyar a Huawei. Y se verá reflejado en el largo plazo teniendo en cuenta que China representó en 2018 el 20% de los ingresos de la tecnológica.

Guerra comercial USA China

Los efectos de recrudecimiento de la guerra comercial

Trump finalmente cumplió sus amenazas de aplicar los aranceles, en su momento paralizados, de 200.000 millones de dólares a los productos chinos y el...

Hasta el momento de esta redacción, el Gobierno de EEUU ha concedido una prórroga de 90 días (19 de agosto) a las empresas vinculadas comercialmente con Huawei (Google, Intel y Qualcomm) para que puedan seguir dando servicio mientras se restringe la actual licencia y se sustituye por una nueva y “especial” de exportación.

Una de las intenciones de Trump con esta medida es, a parte de seguir presionando al gobierno chino, la de incrementar la autosuficiencia del sector tecnológico de EEUU a nivel de hardware para la fabricación de los microchips necesarios en los smartphones.

Además puede suponer una oportunidad para otras marcas como Samsung, que aprovecharán la caída de usuarios de Huawei en EE.UU y de Apple en China para ir a por aquellos e incrementar su cuota en el mercado. Otras marcas minoritarias podrían también aprovecharse, pero la representatividad en el mercado a nivel mundial de Samsung le permitirá acaparar la mayor parte de los usuarios huérfanos.  

Darío García, analista de XTB