Garamendi

Antonio Garimendi, presidente de la Confederación Española de Organizadores Empresariales (CEOE), no está convencido con el registro horario obligatorio del Gobierno porque resulta “muy complicado” de aplicar a los actuales empleos. Es más, considera que supone implementar criterios del siglo XIX.

Garamendi ha hecho estas declaraciones en Guadalajara, donde asiste al relevo en la presidencia de CEOE provincial, y donde ha señalado que esta forma de regular los horarios está afectando de una forma generalizada “de manera negativa”, convencido de que en muchos casos no se podrá aplicar este criterio.

“No digo, en ningún caso, ni estoy planteando, que no se paguen las horas extras, pero creo que ha creado una complicación por la rapidez e inmediatez, y posiblemente tendría que haber estado más en la onda del diálogo social”, ha incidido en una comparecencia ante los periodistas.

En todo caso, ha querido precisar que, “afortunadamente”, hay una salvaguarda que cree que es “importante”, que es la que habla de convenios y de pactos dentro de la empresa, y piensa que esta será la que “arregle, en algunos casos, situaciones en las que es muy complicado con empleos del siglo XXI aplicar criterios del siglo XIX”.

DIÁLOGO ANTE UNA NUEVA REFORMA LABORAL

Preguntado sobre si aspira a convencer al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y a su posible aliado en el próximo Gobierno Pablo Iglesias para que no hagan una contrarreforma laboral profunda, Garimendi ha señalado que, de momento habrá que ver el campo de juego que se plantea y si hay o no un pacto, pero que su propósito pasa por trabajar con “lealtad institucional” con el Ejecutivo que surja.

“Antes que decisiones políticas, pongo en valor el diálogo social porque creo que es mucho más potente“, ha indicado tras apuntar que, en todo caso, son temas que habrá que hablar pero que también habrá que esperar a después del domingo, con la esperanza de que se pueda llegar a acuerdos.

Además, para el presidente de la patronal, es importante que se constituya cuanto antes el nuevo Gobierno para empezar a trabajar, y se ha alegrado de que terminen ya los procesos electorales para volver al día a día y poder comenzar a hablar con el Gobierno de lo que une “y no tanto de lo que les separa”.

Para Garamendi, una vez que se constituya el nuevo Gobierno le plantearán sus prioridades, pero ha señalado que lo que desde la organización empresarial siempre priorizarán que haya “estabilidad y moderación”.

Y en este sentido ha manifestado que dentro de ese juego desde CEOE siempre se trabajará “con lealtad, con independencia y colaborando en el diálogo social y con sentido de Estado”.