BCE Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Ángel Navarrete/Bloomberg

El partido socialista, el mayor grupo de la oposición, está listo para impulsar una moción de censura contra el presidente Mariano Rajoy, después de que sus compañeros de partido fueran condenados por la trama de corrupción Gürtel que sacude el seno del partido.

El líder de los socialistas, Pedro Sánchez, sostendrá una reunión de emergencia con el comité nacional del partido a las 11:00 de la mañana del viernes, donde se espera que la instancia apoye su propuesta de convocar una votación en el Congreso para la salida de Rajoy.

El Gobierno de Rajoy está contra las cuerdas después de que la Audiencia Nacional dictaminara el jueves pasado que los exlíderes del partido operaron un fondo ilegal con el que financiaron las campañas electorales, además de acumular casi 50 millones de euros en una cuenta bancaria en Suiza para el tesorero Luis Bárcenas.

Rajoy, quien fue llamado a declarar en calidad de testigo, ha negado reiteradamente cualquier acto ilícito.

El partido antisistema Podemos ya ha llamado a un voto de no-confianza, pero la estrategia dependerá de Ciudadanos, el cuarto mayor partido en el Parlamento. Los socialistas y Podemos no tienen los votos necesarios para sacar por sí solos a Rajoy.

Fuertes condenas

Ciudadanos lidera la mayoría de las encuestas este año, tras captar votos tanto del Partido Popular de Rajoy como de los socialistas. Incluso si Ciudadanos se niega a respaldar la medida, los socialistas se podrían anotar una victoria al forzar al líder de este partido, Albert Rivera, a escoger bandos, lo que puede restarle apoyo de algunos electores.

Unos 29 exdirectivos del Partido Popular y sus asociados fueron sentenciados a más de 350 años de cárcel por su participación en el manejo del fondo ilícito entre 1999 y 2005. Rajoy asumió el liderazgo del partido en el 2004. Otro juicio, que aborda lo ocurrido en el partido desde 2005, se resolverá en los próximos meses.

Asimismo, Bárcenas fue condenado a pagar multas de más de 44 millones de euros y a 33 años de cárcel. El Partido Popular en sí mismo deberá devolver más de 245.000 euros, la cifra que recibió de la trama de corrupción.

El coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo, dijo a los medios después del fallo que el partido se enfrenta una responsabilidad civil, pero no criminal.

Maria Tadeo y Esteban Duarte para Bloomberg