Carrefour

La posibilidad de que la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto, deje su cargo en el Gobierno para presentarse a las elecciones en Madrid cada vez cobra más fuerza. Su regreso no sería visto con buenos ojos por parte de las grandes cadenas de distribución, especialmente por Carrefour, ya que esta apuesta por regular los horarios comerciales de la Comunidad de Madrid.

En julio de 2012, la Comunidad de Madrid, de la mano de Esperanza Aguirre, aprobó la Ley de Dinamización de la Actividad Comercial que permite a cualquier establecimiento abrir 24 horas los 365 días del año. Desde entonces es la única región que permite trabajar con total libertad en domingos, festivos y hasta de madrugada. La normativa estatal establece diez aperturas en domingos y festivos para el resto.

Como secretaria de Desarrollo Sostenible en el PSOE de Madrid, Maroto ya se reunió hace años con comerciantes para derogar esta normativa. Y como ministra anunció recientemente un grupo de trabajo para estudiar la actual regulación de los horarios comerciales y de los periodos de rebajas. Es consciente de la problemática que existe entre pequeños comerciantes que no pueden competir en horarios con las grandes cadenas. Por ello, su regreso a Madrid –aunque al Ayuntamiento– promete tener el tema en la palestra.

eroski

Eroski se atasca con sus tiendas de conveniencia en Madrid

El agosto del año pasado, Rapid, la enseña de conveniencia de Eroski hizo su desembarco en la capital de España, el lugar por excelencia...

Pero, ¿a quién perjudica una posible derogación de la normativa? Principalmente a las grandes superficies y, en particular, a Carrefour. Salvo raras excepciones y festivos nacionales, las tiendas de Carrefour Express y Market de Madrid abren todos los días de la semana de 9:00 horas a 22:00 o 23:00 horas. Pero la amplitud en los horarios va más allá en Carrefour: diez supermercados y dos hipermercados (en Vallecas y Alcalá de Henares) abren las 24 horas del día.

Carrefour no es la única, pero si la que más abusa de los horarios de madrugada. Alcampo, El Corte Inglés, Eroski y Lidl en España también están aprovechando estos horarios. Por ejemplo, la tienda de Lidl en la céntrica Plaza de Tirso de Molina en Madrid está abierta entre semana hasta las 23:00 horas. En el caso de Mercadona, Juan Roig no abre los domingos porque no lo ve rentable.

Por otro lado, tampoco se descarta una regulación en favor de la libertad horaria. Desde Europa, proponen una revisión con horarios adaptados a las nuevas normas y hábitos de los consumidores ya que consideran que España es uno de los países más restrictivos en este sentido. Otras, como la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES) ya pidió hace unos meses mayor libertad. Y la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) también están de acuerdo con esta política. Así que el debate está servido. Y no solo en Madrid.