Carrefour

El plan de ajustes que presentó a principios de año Carrefour eximía a los trabajadores españoles de los 2.400 despidos a cambio de otra serie de ajustes laborales. Sin embargo, la internalización de los servicios de limpieza podría suponer el despido de diez trabajadoras en el hipermercado de Plaza Nueva (Leganés), y de otros casi 50 en el resto del país.

Desde el 1 de abril las empleadas de la limpieza de Servimil, empresa adjudicataria del servicio de limpieza en el establecimiento de Carrefour en Leganés, mantienen concentraciones todos los días en el centro comercial para defender sus derechos. La empresa, que se encuentra en concurso de acreedores, les ha informado de que no renovará sus contratos, que concluyeron este 15 de abril debido a que Carrefour va a internalizar el servicio de limpieza. Aun no han recibido una carta formalizando su despido, y la comunicación de este lunes las deja en manos de la dirección Carrefour.

“Servimil nos ha comunicado vía email este lunes que ya no pertenecemos a la empresa, sino que pasamos a ser subrogados por Carrefour”, explica María Ángeles Zamora, una de las trabajadoras afectadas. “Sin embargo, la empresa no nos va a subrogar porque ya nos lo hubieran dicho”, indica, por lo que estas diez trabajadoras podrían acabar en la calle.

Mercadona

País Vasco: territorio no conquistado por Mercadona

los 1.627 establecimientos que tiene Mercadona, solo 15 están en el País Vasco, un territorio que se le atraganta a la empresa.

Una situación de incertidumbre que llevará a estas este martes a intentar acudir a sus puestos de trabajo, pero no creen que Carrefour les permita el acceso al centro al no aceptar dicha subrogación. Motivo por el cual estas han anunciado que denunciarán a la compañía gala por incumplir el artículo 41 del convenio de limpieza de locales y edificios.

“En todos los supuestos de finalización, pérdida, rescisión, cesión o rescate de una contrata así como respecto de cualquier otra figura o modalidad que suponga el cambio en el adjudicatario del servicio que lleven a cabo la actividad de que se trate, los trabajadores de la empresa saliente pasarán a estar adscritos a la nueva titular de la contrata que vaya a realizar el servicio, respetando esta los derechos y obligaciones que disfruten en la empresa saliente del servicio”, reza dicho convenio.

Desde el Comité de Empresa de Carrefour muestran su apoyo a las trabajadoras de Servimil y creen que la única solución es la subrogación. También reconocen que esta situación aboca a Servimil a la quiebra “tras perder los servicios de limpieza de Simply, lo que conllevó al despido de más de 100 trabajadores”, indican desde el comité. Además, la subcontrata debe “tres sueldos” a los trabajadores, entre ellos la última nómina de marzo.

“Si Carrefour pretende internalizar el servicio de limpieza, lo mejor es contratar a estas diez trabajadoras, en lugar de sobrecargar más a su plantilla con una comunicación vía WhatsApp”, denuncian desde Izquierda Unida Leganés.

Comunicado vía WhatsApp

El centro de Leganés no es el único que se encuentra en esta situación. Cerca de 50 trabajadores de los establecimientos de Massalfasar, Palencia, Vigo II, Burgos y Talavera de la Reina también están afectados por este ajuste de Carrefour: internalizar el servicio de limpieza para que sea la propia plantilla de Carrefour los que realicen las tareas. Es decir, añadir una carga extra de trabajo.

No obstante, las trabajadoras de Leganés se quejan de que en otros centros si han subrogado los servicios de limpieza, como Ponferrada o San Sebastián (Madrid) a través de Ilunion y ISS, respectivamente. “No entendemos por qué en unos sí y en otros no”, denuncian.

Carrefour
Trabajadoras de la limpieza de Carrefour en Plaza Nueva (Leganés).

A partir de este martes 17 de abril son los trabajadores de Carrefour los que asumen estas tareas. Estos fueron avisados vía WhatsApp por Carrefour para que “voluntariamente” realizaran las tareas de limpieza.

Hasta la fecha, las trabajadoras de limpieza no han recibido ninguna comunicación ni explicación por parte de Carrefour. De hecho, ayer lunes quedó aplazada una reunión entre la empresa y el Ayuntamiento de Leganés para tratar el asunto de los despidos. “Se ha suspendido porque quieren que esté presente el director de Recursos Humanos de Carrefour, pero no se sabe cuándo será”, denuncian.

Un duro plan de ajustes

El 23 de enero, Carrefour presentó el plan de transformación ‘Carrefour 2022’ con el que pretende ahorrar 2.000 millones de euros anuales y simplificar su estructura. Para ello, la estrategia contempla el despido de 2.400 trabajadores en Francia y 1.233 en Bélgica para poner todos sus esfuerzos en el canal online. En Argentina, empresa y sindicatos también negocian posibles recortes tras tres años consecutivos de pérdidas económicas para la cadena.

Aquí en España la compañía está manteniendo reuniones entre los sindicatos Fetico, CCOO, UGT y Fasga, sobre la Modificación Sustancial de Condiciones de Trabajo (MSCT) a través del Comité Intercentros de Carrefour Hipermercados. Las medidas podrían afectar al 10% –y no al 15% inicial– de los cerca de 38.000 empleados en territorio español, pero muchas de ellas están por determinar.

De momento, estos ajustes se cobrarían daños colaterales con el despido de las empleadas de limpieza del hipermercado de Leganés si Carrefour no acepta la subrogación.

Comentarios