Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha perdido el recurso interpuesto por Ilunion, el conglomerado empresarial de la ONCE, contra la adjudicación de uno de los contratos más importantes, económicamente hablando, de la legislatura.

Se trata del contrato de teleasistencia sanitaria para los mayores de la ciudad para el trienio 2017-2020. El Ayuntamiento sacó el concurso por 90 millones de euros y los pliegos del contrato establecían como ‘baja temeraria’ las ofertas que fueran un 5% inferiores a la media del resto de ofertas.

Solo unos días después, el 11 de abril, en plenas vacaciones de Semana Santa. Uno de los ganadores -dividió la ciudad en tres lotes- fue Tunstall, que se impuso a Ilunion de la ONCE, empresa que ha prestado el servicio desde 2008 en estos distritos de Madrid –Chamberí, Ciudad Lineal, Hortaleza, Latina, Moncloa-Aravaca y San Blas-Canillejas-. 

Baja temeraria

El problema es que la oferta de Tunstall fue un 15% inferior a la de la ONCE, por lo que estaba dentro de las consideradas como baja temeraria según el pliego de condiciones del contrato. La oferta de Tunstall fue de 18,5 euros/mes/cliente, muy por debajo de los 21,7 euros/mes/cliente que ofertó la ONCE, un 15% más bajo.

Ilunion -que además obtuvo una nota técnica mejor que Tunstall- no aceptó el resultado y presentó un recurso ante el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Madrid. Este tribunal le ha dado ahora la razón a la ONCE y su filial sociosanitaria seguirá prestando el servicio en los distritos de Madrid citados, que superan los 35.000 hogares.

Las bajas temerarias son un mecanismo de adjudicación de contratos públicos contra el que está batallando la Unión y Europea en general y España en particular. El Congreso está tramitando una nueva Ley de Contratación Pública para evitar que el precio sea el principal baremo para adjudicar el contrato, algo que genera continuas tensiones posteriormente con el contratista por los sobre costes. Carmena se apuntó a esta moda y la ONCE le ha ganado la partida.

La ‘mafia del cartón’ le cuesta 10 millones de euros a Carmena

Al hombre pobre, no le salen ladrones pero, ¿y al gobierno rico? Eso es lo que está sucediendo en el ayuntamiento de Madrid. Una...

Atenzia y Eulen

El contrato de la ONCE y Tunstall no fue el único afectado por el fenómeno de las bajas temerarias. Atenzia resultó ganadora en abril del primer lote de distritos, el más importante, también con una oferta de derribo. Pese a que ya daba este servicio, Atenzia jugó fuerte en abril y ofertó 17,5 euros/mes/cliente, una cifra un 20% inferior a la media del resto de las otras siete ofertas. Eulen quedó en segundo lugar pero no ha aclarado si presentó recurso a la adjudicación o no.

El servicio lo sigue prestando Atenzia, empresa en la que el director general es una antiguo alto cargo del PP en el consistorio. La compañía está dirigida por Florencio Martín que fue de 2003 a 2011 director general de Mayores del Ayuntamiento de Madrid con el PP.

Comentarios