carlos torres BBVA

El presidente de BBVA, Carlos Torres, ha afirmado antes del turno de preguntas en la junta de accionistas que se celebra este viernes en Bilbao que “en relación con el caso Cenyt, BBVA seguirá investigando con rigor, colaborando también activamente con la justicia en el esclarecimiento de los hechos en el interés de la entidad”.

El máximo mandatario de la entidad vasca ha explicado el 9 de enero marcó un antes y un después. Ese día MONCLOA.COM publicó la primera noticia sobre el masivo espionaje encargado por el expresidente Francisco González a Cenyt, la empresa del excomisario Villarejo. A partir de ese momento, la investigación interna del grupo ha aumentado en “dimensión y enfoque”. Contrató a los despachos Garrigues, Uría y la consultora PwC para llevar a cabo una investigación “que se remonta muchos años atrás de facturas y contratos”. El presidente ha especificado que la consultora ha advertido que necesitará “varios meses” para finalizar su auditoría forensic. Eso sí, según el presidente, “a día de hoy no hemos visto impactos relevantes en nuestro negocio o cotización ocasionadas por esta situación”.

De todas formas, Carlos Torres ha recordado que no desvelará ninguna información sobre la investigación que se está realizando ya que está sujeta a secreto. El presidente ha cerrado el tema Villarejo con un mensaje claro: “Somos íntegros, algo que siempre nos ha caracterizado”. Además, el presidente de BBVA ha expresado su compromiso en tomar, “en base a hechos contrastados”, las medidas “que procedan” para resolver esta situación que implica al banco con el objetivo de velar por el “mejor interés” de los accionistas y de la entidad.

La mención a su predecesor ha sido rápida y liviana. Carlos Torres se ha limitado a agradecer la gestión de Francisco González, quien decidió un día antes de esta junta renunciar “temporalmente” a su cargos en el banco. Tras él deja un legado de viente años y una herida abierta por el caso de las escuchas encargadas al excomisario Villarejo.

LUIS DEL RIVERO, LA SORPRESA DE LA JUNTA

La sorpresa de la junta ha llegado cuando el presidente del banco, Carlos Torres, ha mencionado la intervención de Luis del Rivero. El que fuera presidente del grupo Sacyr y foco principal de las investigaciones encargadas por Francisco González a Villarejo, ha querido dejar claro que la propuesta de hacerse con el control de la entidad “iba acompañada por 81 de las 85 familias fundadoras de BBVA”, entre los que se encontraba Santiago Ybarra, hermano del que fuera predecesor de FG.

sector financiero

Sector financiero y transformación digital: dime de qué presumes…

Más allá de los anuncios oficiales de las compañías, sus propios trabajadores reconocen una falta de confianza en las capacidades digitales y de liderazgo...

En cuanto a la posible intervención política en esta operación, Luis del Rivero ha afirmado que “el Gobierno de Zapatero era inflexible”. El accionista de BBVA ha recordado algunos ejemplos de firmeza del Ejecutivo socialista como la retirada de las tropas de Irak, el matrimonio homosexual o el estatuto de Cataluña para afirmar que “si hubiera apoyado la propuesta hubiera triunfado“. Por último, Luis del Rivero ha reconocido que ha enviado cartas a los principales fondos propietarios de BBVA para solicitarles que creen un consejo que supervise la investigación interna sobre el caso Villarejo.

Todos los accionistas que han participado en la junta han mencionado a Villarejo, Francisco González y la pérdida de valor de la acción en los últimos años. Han solicitado premura en la investigación, llegar hasta el final y que FG se desvincule totalmente del banco. Algunos de ellos han solicitado que devuelva el dinero de su pensión e incluso la suspensión de la junta. En el turno de respuesta, Carlos Torres se ha limitado a insistir que “ya he dicho todo lo que puedo decir”.

EL FUTURO DE BBVA

El presidente de BBVA se ha centrado durante su discurso en el futuro de la entidad, su compromiso con la sociedad, la transformación digital, su solidez financiera y la fortaleza de sus valores. “El futuro de la banca es financiar el futuro“, ha indicado. No obstante, ha explicado que “nos enfrentamos a enormes desafíos para lograr un futuro sostenible”. “Como presidente de esta histórica entidad, creo que mi responsabilidad es asegurar que estamos a la altura de estos retos y, por eso, en BBVA estamos comprometidos con nuestro papel en la sociedad”, ha apuntado.

Carlos Torres ha destacado que “hoy más que nunca los bancos debemos ser organizaciones guiadas por un propósito y unos fuertes valores“. Tres son los de BBVA: el cliente es lo primero, pensamos en grande y somos un solo equipo.

En el ámbito económico, Carlos Torres ha incidido en el beneficio del banco. “Hemos tenido unos resultados de más de 5.300 millones de euros, con un crecimiento muy importante de más del 50%, impulsados por el crecimiento de los ingresos recurrentes, también la contención de gastos y una importante plusvalía que hemos tenido en Chile”, ha dicho. “Además, como nos habíamos propuesto, ya más de la mitad de los clientes de BBVA se relacionan con el banco a través de canales digitales”, ha afirmado.

Especial espacio ha tenido en su discurso el medio ambiente. El presidente de BBVA ha recordado que son el banco más activo en la emisión de bonos verdes. Además, ha lanzado el compromiso de movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025 para luchar contra el cambio climático. Para minimizar la huella medioambiental del banco, el 70% de la energía contratada por el grupo será renovable en 2025 con el objetivo de alcanzar el 100% en 2030 para reducir en una década sus emisiones de CO2 un 68%.