carsharing
Photographer: Guenter Schiffmann/Bloomberg

El carsharing se ha convertido en un hábito cotidiano para gran parte de los habitantes madrileños que, gracias a la flexibilidad que ofrecen estos vehículos, pueden recorrer la ciudad sin necesidad de poseer un coche privado. Por seguridad o por cuestiones económicas, las empresas han sido reacias a salir de la almendra de la M30. Sin embargo, algunas ya han soltado la bomba dejando a Car2go en una clara desventaja competitiva: Ecooltra, Zity y Bluemove darán servicio fuera de este perímetro, algunas incluso en algunos municipios del sur.

De esta forma, parece que la guerra del carsharing está servida y los competidores no paran de crecer: ahora Wibble, de la mano de KIA y Repsol, también permitirá a los usuarios madrileños conducir cualquier vehículo de su flota que esté estacionado en las calles de Madrid. Y como novedad, será el primero en dar cobertura a la periferia madrileña, acercándose hasta Getafe, Leganés, Villaverde, Pozuelo, Aravaca, Majadahonda y Las Tablas.

Sin duda, nos encontramos en un momento en el que el alquiler de vehículos compartidos está en auge y las empresas lo saben. Y como consecuencia, han tenido que hacer frente a la aparición de más competidores incorporando medidas como la implantada por Wibble: expandir su zona operativa fuera de la M30.

Cabify

Cabify no busca una campaña de marketing en su denuncia a Podemos

En el contexto de una pelea, uno sabe cómo entra, pero nunca puede predecir cómo saldrá. Bajo esta premisa, Cabify mantiene su firmeza contra...

De esta forma, Zity -el servicio de Renault y Ferrovial- ha lanzado nuevas tarifas por horas y además ha ampliado su área de acción en Madrid. Un conjunto de novedades que se producen tras el crecimiento experimentado por la compañía en sus primeros seis meses, rompiendo la barrera de los 100.000 usuarios. Zity ha expandido su zona de servicio añadiendo “una isla” en Valdebebas y alcanzando así un total de 91 kilómetros cuadrados de superficie en los que se pueden aparcar los Renault Zoe.

Además, la compañía dará también una cobertura especial para el Mad Cool Festival 2018, que se celebra del 12 al 14 de julio en el Espacio Mad Cool de Valdebebas-Ifema.

Por su parte, Ecooltra ha anunciado que para finales de otoño también saldrá de la M30. La compañía admitió que esta zona operativa se ha quedado pequeña y que se ampliará la zona de servicio hasta la periferia. Y añade que la empresa de alquiler de motos aparecerá pronto en nuevas ciudades españolas.

Y por si fuera poco, otro competidor ha expandido su negocio: Bluemove, que forma parte del grupo Europcar, ha comenzado a operar en las ciudades madrileñas de Fuenlabrada, Móstoles y Pozuelo de Alarcón, tras su llegada a Getafe ya en abril de este año. La compañía tiene pensado expandirse a otros municipios del área metropolitana de Madrid, como Majadahonda, Alcobendas y Alcorcón.

Ante esta situación, parece que Car2go, la empresa de alquiler de coches que fue pionera en implantarse en Madrid allá por 2015, se está quedando atrás. Mientras sus competidores amplían sus zonas operativas y establecen novedades en sus servicios, la compañía alemana no planea expandir su área de acción.

Desde Car2go afirman a MERCA2 que para que se produzca una ampliación de sus servicios se deben de dar tres factores importantes: una mezcla de trabajo, ocio y vivienda. Algo que parece que para la compañía alemana, no existe en la periferia de Madrid.

LOS INICIOS DEL ‘CARSHARING’

Desde la llegada de estos vehículos a la capital hace casi ya tres años, los usuarios se han ido multiplicando y con ello, también los competidores. En la actualidad tenemos una oferta muy amplia de compañías que ofrecen estos servicios: Car2go, Emov, Zity o Bluemove entre otros. Incluso se pueden alquilar bicicletas (Bicimad) y motos (Ecooltra).

Asimismo, detrás de estas compañías se esconden grandes empresas automovilísticas que forman parte del gran conglomerado de los coches compartidos. Car2go, fue pionera en llegar a nuestro país. Lo hizo en noviembre de 2015, y actualmente posee una flota de 500 coches smart biplaza eléctricos. El éxito que supuso la aparición de Car2go en nuestro país, alentó a sus ahora competidores a operar en Madrid.

De esta forma, en diciembre de 2016 llegaban a la capital los vehículos eléctricos Emov, que están bajo el control de la compañía francesa Citroën y que actualmente poseen 600 vehículos operando por toda la ciudad. Y un año después, en diciembre de 2017, Zity aterrizó en Madrid con 500 vehículos del modelo Renault Zoe 40.

Pero, el alquiler de coches no es la única opción que podemos encontrar en la ciudad. El Ayuntamiento de Madrid impulsó el alquiler de bicicletas mediante la empresa BiciMad, que permite moverse por el centro de Madrid a través de las 165 estaciones repartidas por toda la ciudad. Eso sí, dentro de la M30. Y Ecooltra, que con tan sólo dos años de vida, ya cuenta con 300.000 usuarios repartidos en cinco ciudades europeas, entre las que se encuentra Madrid.

Comentarios