El mundo presenta muchas incertidumbres en el corto plazo. De ahí a que haya muchos fondos de inversión que apuesten por el atractivo en el largo plazo. Uno de los vehículos, con un track récord de más de 46 años es el Capital Group New Perspective. Steve Smith, director de inversiones de Capital Group, explica el interés de apostar por un horizonte temporal más amplio y por los ganadores del futuro.

¿Cuál es su opinión actual sobre la valoración de la renta variable?

En Capital Group no sólo hay una posición sobre las valoraciones actuales, sino que cada uno de los gestores del fondo tiene su propia visión y opinión al respecto. La construcción de las carteras se produce bajo la propia responsabilidad individual y las convicciones de cada uno.

En mi opinión, en estos momentos las valoraciones están muy equilibradas después de la gran corrección que se produjo a finales del pasado año en Estados Unidos. De hecho, en ese momento se produjeron las mayores caídas de valoración en la bolsa en los últimos cuarenta años, con lo que en 2019 hemos empezado con niveles más atractivos.

También hay que señalar que el momento ha coincidido con el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de frenar la subida de tipos, con la moderación las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos. Es decir, que si se conjugan estos tres aspectos puede explicarse por qué este año la bolsa está más atractiva de lo que lo era en septiembre de 2018.

¿Cuáles son los principales riesgos que observa en estos momentos?

El principal riesgo al que nos enfrentamos es una desaceleración generalizada y sincronizada del crecimiento de la economía a nivel global. La desaceleración se está produciendo en Estados Unidos, en China, pero también es el principal riesgo para Europa.

Otro de los riesgos que encontramos se sitúa en la deuda de las empresas estadounidenses. En estos momentos el endeudamiento corporativo está en su nivel más alto desde que se inició la crisis en 2008, por lo que es un aspecto a tener en cuenta.

De hecho, los mercados de renta variable, especialmente en Estados Unidos han estado muy apoyados por los mercados de renta fija. Esto ha sido así porque en los últimos años las empresas han tenido acceso a unos altos niveles de endeudamiento y han estado usando esa financiación, esa deuda, para llevar a cabo operaciones corporativas o un crecimiento artificial a través de recompras de acciones y pagos de dividendos y mantener las valoraciones de las empresas en bolsa. Por eso se puede decir que la liquidez ha provenido fundamentalmente de los bonos. Un cierre temporal en el mercado de bonos tendría un impacto importante en los mercados de renta variable.

¿Le preocupa la inversión de la curva de tipos en Estados Unidos? 

Generalmente, la inversión de la curva de tipos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos ha funcionado como un buen indicador para predecir las recesiones; pero también ha dado algunos falsos positivos. Es algo a tener muy en cuenta, aunque no siempre es síntoma de que estamos ante una recesión. Es cierto que el mercado de bonos es un buen indicador, pero hay que tener en cuenta que no siempre acierta.

¿Cuál va a ser el efecto de la decisión de los Bancos Centrales de ser más dovish?

Los bancos centrales están empezando a adoptar una postura más dovish con respecto a la política monetaria que la que tenían hace sólo unos meses. La FED ha detenido el ciclo de subidas de tipos y esto ha sido un factor muy importante en las subidas recientes de las bolsas. y el BCE continuará con los tipos a cero, al menos hasta finales del 2019; También han revertido el proceso que se conoce como “Quantitative Tightening”, que daba marcha atrás a las políticas expansivas (Quantitative Easing), y que se concretaban en políticas para la reducción de los balances de estas entidades. Por el momento, el BCE ha anunciado mantendrá su política de compras de activos sin cambios: continuará reinvirtiendo el principal de los bonos que lleguen a su vencimiento, con lo que su balance seguirá en los mismos niveles.

¿Cree que los tipos seguirán bajos?

En resumen, puede decirse que los tipos de interés van a seguir bajos. En general, se puede decir que los procesos de normalización monetaria se han retrasado tanto en Europa como en Japón y se ha postpuesto en el caso de EE.UU. y esto, claramente, es muy positivo para el mercado de renta variable. Cuando los tipos suben los costes del capital también lo hace y lo que ocurre en la renta variable es que los plazos de inversión se acortan y eso provoca volatilidad.

En este escenario, ¿dónde ven las oportunidades?

Nuestro fondo Capital Group Perspective pone el foco en aquellas compañías que centran su crecimiento en los cambios en los patrones del comercio mundial. No intentamos identificar tendencias a corto plazo, ni cambios de sentimiento en los mercados, todo lo contrario.

Eso sí, cuando hablamos de comercio no nos referimos al concepto tradicional sino a algo más tecnológico. Hoy el comercio está en un punto de inflexión y tiene más que ver con flujos de información y datos a escala global, nos referimos a comercio digital.

¿Dónde se encuentran las grandes posiciones de su cartera?

Una gran parte de nuestra cartera tanto ahora -en un patrón que se remonta a muchos años atrás-, está expuesta a sectores como las compañías de semiconductores como ASML, que fabrican la próxima generación de semiconductores que satisfarán las necesidades futuras de la tecnología: Inteligencia Artificial, Realidad Aumentada, Vehículos autónomos, análisis de Big Data. También invertimos en empresas de servicios como Visa, Mastercard y empresas de software como Microsoft. También estamos invirtiendo en las plataformas digitales, y en la infraestructura digital necesaria como Alphabet, Google, Facebook y Neflix.

La economía global es disruptiva y digital, por eso nos centramos en ese tipo de empresas. Nuestro foco son los negocios disruptivos como Amazon o Neflix. Hay que recordar que Amazon está en nuestra cartera desde hace más de 12 años, desde el comienzo y en Netflix desde 2014.

También en 2004 entramos en Alphabet y Google, estas compañías son hoy líderes mundiales y nosotros entramos en ellas en sus etapas más tempranas.

Obviamente hablamos de compañías multinacionales bien establecidas a nivel global hoy, pero siempre entramos en las compañías en la etapa inicial cuando comienza a liderar el mercado doméstico, y están empezando a trabajar en mercados extranjeros y a convertirse en multinacionales; en ese momento entramos nosotros, ponemos siempre el foco en el largo plazo. Aunque esto no siempre es posible…

Nuestro Capital Group New Perspective Fund trata de encontrar hoy los líderes globales del futuro. El futuro es lo que ocurrirá en los próximos 5, 10 y 20 años y es ahí donde el fondo pone el foco. Esta ha sido nuestra estrategia durante los últimos 46 años. Por eso en la historia de este fondo, el fondo siempre ha cambiado los sectores en los que tenía más peso: energía, consumo, tecnología…