Grupo Cooperativo Cajamar

Grupo Cooperativo Cajamar ha cerrado el primer semestre de año con un resultado consolidado neto de 45,18 millones de euros, un 2 % superior al registrado en el mismo periodo de 2017, gracias a la fuerza del sector agroalimentario en su balance, la mejora de márgenes y la “política de prudencia” en la gestión de activos.

La entidad con sede social en Almería ha logrado un resultado antes de impuestos de 54,12 millones de euros al cierre de junio, lo que supone un aumento del 6,6 % comparado con los primeros seis meses del año anterior. La entidad ha incrementado su cuota de mercado en el sector agroalimentario un 13,7 %, gracias, según ha comunicado el grupo, “a su conocimiento del sector, sobre las necesidades de las empresas y de los productores, así como a la fuerte interrelación que mantiene con todos los agentes del sector, y a su amplia y especializada oferta de productos y servicios para toda la cadena agroalimentaria”.

El margen bruto ha aumentado un 3,6 %, favorecido por el incremento del margen de intereses, gracias al crecimiento del crédito a la clientela minorista (+ 3,4 %) y a las comisiones de desintermediación resultantes del negocio en fondos de inversión, seguros, planes de pensiones y operaciones de consumo.

BBVA sigue a la estela de Banco Santander

Las dos grandes entidades financieras españolas presentaron resultados semestrales la semana pasada, ambos con grandes números y crecimientos, si bien BBVA aún está lejos...

MENOR RIESGO Y MAYOR EFICIENCIA EN CAJAMAR

En su objetivo por optimizar la red comercial, impulsar la transformación digital y ahondar en el consumo eficiente de los recursos, Grupo Cooperativo Cajamar ha reducido sus gastos de explotación un 1,2 % y mejorado la ratio de eficiencia en 2,8 puntos porcentuales.

El Grupo mantiene su “política de prudencia” y continua el saneamiento de su balance. Como consecuencia, la tasa de morosidad ha disminuido un 3,6 % hasta el 8,49 %, al haber reducido los activos dudosos un 29,5 % y elevado las ventas de activos adjudicados un 25,1 %. Destacan los 300 millones de euros de activos dudosos, adjudicados y fallidos de la cartera Galeón vendidos en junio.

Tras la aplicación de la nueva contable NIIF 9 (IFRS 9, por sus siglas en inglés), que entró en virgo el 1 de enero de 2018, el coeficiente de solvencia phased-in ha crecido un punto porcentual hasta el 13,72 % y el fully loaded en el 12,78 %, todavía ligeramente por encima del sector. Esta subida se debe, ha explicado la entidad, “gracias al incremento de los recursos propios computables que anotan un incremento del 5,5 %, hasta los 3.213 millones, siendo estos de alta calidad al estar basados en capital y reservas”.

Comentarios