caixabank
Imagen de la Torre Caixabank.

Caixabank es la entidad española que peor se está comportando en Bolsa en los últimos meses. Los accionistas de la firma catalana están pagando con su dinero la mala evolución del negocio. Los malos resultados presentados a principios de febrero, pese a presentar beneficios récords, han castigado una cotización que estaba lastrada por los flirteos de su cúpula con el independentismo.

La gran banca española inició a mediados de verano una corrección en Bolsa. La caída ha sido bastante más pronunciada en las españolas que en el resto de plazas europeas. Mientras que el Stoxx Banks Euro Price apenas ha cedido un 0,5%, los bancos españoles han caído de media un 4%.

caixabank
Evolución bursátil en los últimos seis meses de Caixabank, frente a Banco Santander, BBVA y Banco Sabadell.

La peor parte entre las entidades españolas se la ha llevado Caixabank que ha retrocedido casi un 7%, un 75% por encima de la media española. La entidad dirigida por Jordi Gual Solé hace seis meses peleaba por conquistar los 4,4 euros, y ahora apenas resiste por encima de los cuatro euros. Por detrás de Caixabank se sitúa BBVA que pierde un 6,1%, Bankia retrocede un 5,56% y Banco Sabadell un 3,2%. La única entidad que aguanta el tipo es el Banco Santander que se mantiene en el mismo nivel.

Más allá de las implicaciones frente a sus accionistas de ser una de las peores entidades europeas en este medio año, Caixabank tiene muchos más problemas. Uno de los más importantes es que a pesar de la dura corrección la firma no cuenta con el aval de los inversores para despegar. Por ello, el valor sigue deprimido y pierde en lo que va de año un 4,4%.

Este martes 13 de febrero, el banco de inversión Goldman Sachs revisó sus valoraciones sobre la banca española tras las presentaciones de resultados anuales. La firma de inversión pese a mejorar levemente su apuesta por el sector ha constatado que los resultados han sido débiles. La única entidad que mantiene la etiqueta de comprar es el Banco Santander, al que le apunta un potencial de revalorización entre el 15 y el 17%. Por su parte, Goldman le da a BBVA, Caixabank o Sabadell una posible revalorización en torno al 5%, baja todavía para recomendar comprar.

BBVA Bankinter La Caixa Marihuana

BBVA, Bankinter y La Caixa apuestan por la marihuana

BBVA, Bankinter y La Caixa han ganado en los últimos meses más de un millón de euros gracias a especular con la producción de marihuana

Una parte importante del castigo del mercado a Caixabank tiene que ver con sus guiños al independentismo. Eso es innegable, pero por sí solo no explica toda la caída. Por ejemplo, Banco Sabadell también fue castigado, pero solo ha caído la mitad. Por lo que el retroceso en Bolsa también se debe a que su negocio no evoluciona todo lo bien que se intenta hacer ver.Goldman no es el único banco que no termina de ver que Caixabank pueda despegar en el mercado. Recientemente, JP Morgan apenas le da un punto básico de recorrido a la firma catalana, mientras que Berenberg lo hundía. Por su parte, Natixis y Credit Suisse son las únicas firmas que si ven un potencial de dos dígitos en el banco.

El negocio es un problema en Caixabank

El mejor ejemplo de lo anterior es lo ocurrido el pasado 2 de febrero. Caixabank presentó beneficios récord, pero se hundió cerca de un 4%. Los inversores no se creían los resultados que la firma catalana anunciaba a bombo y platillo. En concreto, el desconcierto de los analistas venía por varios frentes.

El resultado bruto de Caixabank se salva gracias a que las comisiones alcanzaron su valor récord en 2017

En primer lugar, los beneficios records presentados por la firma se debían casi exclusivamente por reducir las dotaciones. Es una trampa contable bastante recurrente en las entidades bancarias: las dotaciones, al detraerse directamente de los beneficios cuando estas son pequeñas los beneficios crecen directamente. Otro tema, es como se justifica reducir las dotaciones.

Además, los márgenes –la parte más importante de la cuenta de un banco- se han erosionado de manera muy rápida en los últimos trimestres. El resultado bruto –que es el conjunto de todos los ingresos- se salvan gracias a que las comisiones han alcanzado su valor récord en la firma. Por último, la firma ha revisado a la baja sus previsiones de beneficio para el periodo que va entre 2018 y 2020.

En el aspecto más técnico, uno de los mayores lastres del banco es que su ROTE –que mide la rentabilidad que obtienen los accionistas sobre los fondos invertidos de la sociedad- quedó un 25% por debajo de las previsiones. Además, está muy por debajo de sus competidores. Dentro de los ratios bancarios, el ROTE es un elemento clave gracias a mejora el ROE, al excluir del capital elementos intangibles como el fondo de comercio, las emisiones convertibles o las preferentes. Por ello, mientras no mejore este último ratio Caixabank va a estar más castigado en bolsa que sus competidores.

Comentarios