Ya casi nos acercamos a la segunda década con el euro como moneda y todo ha cambiado. ¿Quién no ha escuchado eso de “con la peseta comprábamos más cosas”? Es cierto que la peseta era una moneda más económica, pero, en general, todo lo era. El precio ha subido en estos años en más del cincuenta por cierto. Y es que solo tenemos que pararnos a escuchar a los abuelos y a sus 3 pesetas con las que salían a tomar algo.

Ahora todo nos resultaría tirado de precio si comparamos lo que podemos comprar ahora con lo que comprábamos hace unos años. ¿Quieres saber cómo nos han timado con el euro? Pues no te pierdas a continuación la comparación del precio de antes del euro a después del euro.

El cine, ¿Tanto ha subido?

Antes de que el euro hiciera su aparición, recuerdo que con 500 pesetas podía ir al cine, a comer y comprar chuches para ver la peli. Hoy en día, con 500 pesetas, que es el equivalente a unos 3 euros, no te llega ni para las chuches. ¿Cuánto costaba entonces el cine?

En aquellos tiempos, el cine costaba 300 pesetas. Es precisamente por eso por lo que los cines siempre estaban llenos, y no por la piratería (tan solo hay que tener en cuenta que las películas con mejores efectos especiales siguen siendo éxitos de taquilla). Hoy en día, el cine no baja de los 8 euros en las ciudades más baratas.

El cine es uno de esos grandes perjudicados por el cambio de la peseta al euro. Ni con la subida de sueldos se puede equiparar el precio de antes con el de ahora.