patinete eléctrico

A los viandantes de las principales ciudades de España ya no se les hace extraño ir paseando por sus calles y encontrarse con varios patinetes eléctricos. Este tipo de vehículos tan originales han llegado a los grandes núcleos de población para quedarse, por lo que como en toda moda que se precie tendremos dos opciones, mirar desde fuera o unirnos a ella.

Principales beneficios de usar el patinete electrónico

Si eres del segundo grupo, te damos la enhorabuena, ya que al unirte a los miles de personas que cada día se desplazan mediante este transporte, no sólo le estarás haciendo un favor al planeta, sino que también se lo estarás haciendo a tu cuerpo. En resumidas cuentas, estos son los principales beneficios del patinete eléctrico:

  • Estarás haciendo ejercicio físico mientras te mueves: aunque parezca que no es así, el uso de este medio de transporte puede llegar a suponer una acción de ejercicio físico moderado.
    Este aparato funciona según los movimientos del usuario que tendrá que controlar su cuerpo para dirigirse hacia una dirección u otra. Al inclinar tu cuerpo hacia adelante estarás acelerando, mientras que hacia atrás irás perdiendo velocidad. Lo mismo sucederá para girar, ya que tendrás que hacer fuerza hacia un lado o el otro.
  • Buena autonomía: con un patín eléctrico medio podrás hacer hasta 20 kilómetros con una sola carga. Algo que era impensable hace unos años, pero que las nuevas tecnologías y baterías eléctricas han hecho posible.
  • Sostenibilidad: al igual que está ocurriendo con los nuevos coches eléctricos, con el uso del patinete estarás haciéndole un favor al planeta, ya que estarás subido a un medio de transporte que reduce la contaminación y que respeta el medio ambiente.
  • Divertido y para todos los públicos: ni que decir tiene que es mucho más divertido recorrer las calles de la ciudad subido en este vehículo eléctrico que en otro medio de transporte.
    En definitiva, estamos ante una forma fácil y sostenible de movernos sobre ruedas en nuestra propia ciudad, que podemos compartir con cualquier miembro de nuestra familia, desde los niños a los mayores. Algo que sería más complicado en otros medios de transporte como un monopatín.

Una de las marcas que ha entrado con más fuerza en este mercado son los patinetes eléctricos Joyor con su Joyor X5S, que con su manillar ajustable y sus puños plegables están pensados para toda la familia. Deja atrás el pensamiento de que sólo son para niños, ya que los patinetes eléctricos para adultos son una realidad.

¿Un simple transporte ocioso?

El patinete eléctrico está abriendo todo un camino que está revolucionando la forma de desplazarse en la ciudad, ya no sólo como medio de transporte para el ocio, sino utilizado también como vehículo en propio puesto de trabajo. El claro ejemplo de este cambio es el reparto de mercancías en patinete.

En todo el proceso que supone una cadena logística como la del comercio electrónico, existe una parte que trae de cabeza a los dueños de la mayoría de tiendas online de España: la conocida como ‘última milla’. Una distancia de apenas unos kilómetros en el que se dificulta la eficiencia a la hora de entregar un paquete que puede venir de otro país y que afronta su último tramo.

Este paso final de toda la cadena de distribución es fundamental y se ha visto mejorado gracias al uso de estos vehículos personales eléctricos.

Algunas empresas del sector de envíos y recogidas de paquetes están empezando a utilizar patinetes eléctricos para realizar sus funciones en las grandes ciudades, donde moverse por las calles del centro en vehículos tradicionales como coches o furgonetas puede ser un auténtico quebradero de cabeza.

Con este cambio en la forma de moverse, han demostrado una mejor eficiencia en el reparto de mercancía, ya que pueden llegar a más sitios y de una forma más rápida, evitando cualquier tipo de atascos y pudiendo esquivar de forma fácil a los viandantes que discurren por las calles más transitadas.

Es obvio que no se pueden transportar tantos paquetes como en un camión o una furgoneta, pero las empresas que ya han probado este método para el reparto (sobre todo en el centro de la ciudad) han llegado a la conclusión de que es una herramienta perfecta, más económica por su bajo coste y mucho más respetuosa con el medio ambiente.

Como se puede comprobar, hay modas que no sólo cambian la forma de actuar o vestir de las personas, sino que pueden suponer una autentica revolución en la forma de desplazarse, así como en las herramientas que utiliza una empresa para rentabilizar al máximo el tiempo de sus trabajadores. Por estas razones, es buen momento de dejar a un lado los prejuicios y cambiar a un medio que cuida de nuestro planeta.

Comentarios