Abertis
Larry Fink presidente y consejero delegado de Blackrock.

En la contienda y posterior acuerdo -parece cerca de cerrarse- por la compra de Abertis, Blackrock ha sido el más listo. La gigantesca gestora de activos se deshizo de 2,5 millones de acciones de la compañía española un día antes de hacerse público que entre ACS y Atlantia existen conversaciones para repartirse a la firma española. El movimiento tiene una gran relevancia puesto que supuso la segunda mayor venta de acciones en la historia de la firma en un día, y porque Blackrock es su quinto mayor accionista.

El espacio temporal entre un evento y el siguiente es muy pequeño. Para el gran público, todo arranca el jueves 8 de marzo. Ese mismo día, el diario económico Expansión abre con la noticia de que ACS y Atlantia habían iniciado una ronda de negociaciones para ‘opar’ conjuntamente a la firma de infraestructuras española. Unas horas más tarde, la propia CNMV a través de un hecho relevante confirma la exclusiva de Expansión: “Ante las noticias aparecidas en los medios de comunicación, el Grupo ACS confirma que se encuentra en conversaciones con Atlantia sobre la OPA de Abertis sin que hasta la fecha haya llegado a acuerdo alguno”.

los movimientos se producen casi como si de fichas de dominó se tratase

Si bien todo se termina por hacer público el 8 de marzo, es innegable que al menos el 7 de marzo, un día antes, debía estar filtrado a la prensa. Como mínimo, aunque es muy probable que se filtrase antes. Un día antes de que presuntamente se filtrase a la prensa, el 6 de marzo, la analítica Bloomberg recoge que Blackrock se deshace de cerca de 2,5 millones de acciones de Abertis. En definitiva, los movimientos se producen casi como si de fichas de dominó se tratase: el 6 venta récord de Blackrock, el 7 —presuntamente— se produce una filtración a la prensa y el día 8 la noticia ya es pública.

El movimiento de blackrock resalta por el volumen de acciones de las que se desprende, y porque lo hace con la acción en máximos. En primer lugar, se debe recordar que el fondo de inversión es el quinto mayor accionista en Abertis, por lo que no es un movimiento usual. En segundo lugar, es atípica por su volumen, puesto que la firma de inversión cierra la venta de 2,488 millones de acciones. Dicha cantidad representa un 6,55% de todo su capital en Abertis y un 0,25% del total de acciones que forman el capital social.

Últimos cambios en el capital social de Abertis.

Se trata de la segunda mayor venta de acciones en la historia de la firma en un solo día. Es más, la venta de acciones realizada por Blackrock es un 50% superior a todos los movimientos posteriores realizados por los grandes fondos que tienen capital en Abertis, una vez se han conocido las conversaciones entre ACS y Atlantia. Con ello Blackrock se embolsó 51 millones de euros, por un paquete que dos días después valía 34 millones. Por lo que a la firma le salió redonda la operación.

Entre las firmas que han decidido también salir de Abertis en los últimos días, destacan: UBS, que el mismo día que la CNMV confirmó el contacto entre ACS y Atlantia puso en el mercado 441.000 acciones. También, Charles Schwab, State Street o el gigante Goldman Sachs.

Blackrock y las ‘casualidades’

Blackrock ha tenido un gran olfato en el entramado Abertis, ACS y Atlantia. De hecho, días antes de cada nueva noticia importante ha sabido comprar o vender para asegurarse ganancias. La primera gran exclusiva del culebrón se da en mayo de 2017. El día 15 de ese mes, Atlantia hace oficial y público que lanzará una OPA para adquirir Abertis. Curiosamente, una semana antes de la noticia Blackrock había estado realizando pequeñas compras de acciones de Abertis. En total, su participación en la compañía española pasó del 2,5% al 3%.

ACS o Atlantia, ¿gana alguien con el reparto de Abertis?

El posible acuerdo entre ACS y Atlantia para repartirse Abertis, sería el salvavidas financiero perfecto para la firma presidida por Florentino Pérez

La segunda gran exclusiva, fue la decisión de ACS de sumarse al culebrón. La firma presidida por Florentino Pérez dio el paso a finales de septiembre, aunque días antes ya se había filtrado a la prensa que en la constructora ya se estudiaba la posible OPA. Curiosamente, también está vez, desde Blackrock llevaban varias semanas aumentado su participación en Abertis.

En definitiva, Blackrock ‘ha sabido’ comprar acciones días antes de cada una de las opas por Abertis. Ahora, también ha sido capaz de adelantarse al mercado para vender un día antes de que la acción se desplomase más de un 10% en apenas unos días. Tres casualidades en un espacio corto de tiempo, aunque para aquellos que no creen en ese tipo de coincidencias queda la célebre cita de Ian Fleming en su tercer volumen sobre las aventuras de James Bond: “una vez es coincidencia, dos es casualidad y tres es la acción del enemigo”.

Comentarios