Bewater Funds
Los socios fundadores de Bewater Funds

Si hay una característica que define a las empresas no cotizadas esa no es otra que su falta de liquidez. ¿Por qué? Porque cuando un inversor quiere vender sus participaciones en una empresa no cotizada tiene ante sí una especie de travesía del desierto: renuncia al derecho de adquisición preferente de los socios, Junta General de Socios o Accionistas, notario… Y eso supone tiempo, costes y la posibilidad de que haya un desacuerdo entre los socios. Bewater Funds quiere romper este escenario.

“La inversión en compañías no cotizadas en España es tremendamente ilíquida. Incluso yendo bien las sociedades, los periodos de desinversión medios son cercanos a la década”, señala Ramón Blanco, consejero delegado de Bewater Funds. Y añade: “Los inversores saben cuándo invierten, pero no tienen idea de cuándo podrán vender y, en general, no tendrán más opción que esperar una eventual venta global de la empresa a largo plazo”.

Lo que hace es reducir el coste, el tiempo y la complejidad de este tipo de transacciones de forma automatizada

Ramón Blanco ha desarrollado la marca Bewater Funds (que forma parte de la gestora de fondos independiente Bewater Asset Management que ha sido autorizada y supervisada por la CNMV) junto a Francois Derbaix y Unai Ansejo. Los tres, a su vez, fueron los emprendedores que dieron vida a Indexa Capital, el gestor automatizado de inversiones que utiliza fondos indexados.

BEWATER FUNDS CAMBIA EL ESCENARIO

Además de los trámites, otro hecho que reduce de manera drástica la liquidez es el derecho de adquisición preferente que tienen los socios de las sociedades limitadas españolas, así como algunas sociedades anónimas que asimismo lo contemplan. Y eso se traduce en que, el nuevo comprador, acaba siempre perdiendo.

“Si los socios actuales le permiten comprar es que ha pagado más de lo que debería porque, a este precio, los insiders, que están mejor informados, no compran. Y si compra a buen precio no finaliza la compra porque los socios actuales ejercen su derecho de adquisición preferente. Frente a estos dos escenarios, la mayoría de inversores potenciales optan por no realizar una oferta”, advierte Blanco. Asimismo, la información pública sobre las empresas privadas suele ser muy limitada.

fintech

Bancos y fintech están condenados a entenderse, lo quieran o no

Bancos y fintech, lejos de ser enemigos íntimos, se necesitan mutuamente para seguir avanzando en un mercado cada vez más competitivo

Si metemos los trámites, el derecho de adquisición preferente y la falta de información en la misma coctelera, el resultado es que son los socios actuales los que acaban recomprando las participaciones. Y lo hacen con un descuento de liquidez que suele ser elevado. “Si un socio quiere vender sus participaciones a otro inversor, este suele hacerlo a un precio en torno al 30% más bajo que el de una ampliación de capital. Se trata del descuento de liquidez. Incluso hemos visto casos donde las compra-ventas de participaciones se realizaban con un descuento de liquidez del 50%”, concreta Ramón Blanco.

¿Cómo funciona Bewater? A través de su web, los inversores pueden acceder a compañías seleccionadas por la gestora, y buscar más adelante liquidez poniendo sus participaciones a la venta. Según Financial Times, Traventia es una de las empresas con mayor crecimiento en Europa. Y será la primera firma en la que se pueda invertir a través de Bewater Funds. El inversor, a su vez, podrá invertir en un solo fondo, o diversificar invirtiendo en varios.

Comentarios