Banco Sabadell
Vista de una de las sesiones de Gastroemprendedores

Se llama Eatable Adventures y se trata de una aceleradora un tanto peculiar. “Nuestra razón de ser es ayudar a compañías de base gastronómica a crecer”, acota José Luis Cabañero, su CEO y fundador. Es decir, su misión es construir los negocios gastronómicos del futuro. Y añade: “Hay apetito por parte de los bancos y de los inversores por este tipo de negocios”. Tanto, que han logrado aliarse con Banco Sabadell, Coca-Cola y Meliá Hotels International.

“Nuestro foco de inversión son las empresas españolas de base tecnológica y digital, con alto potencial de crecimiento y modelos de negocio escalables e innovadores”, señala Elena García Domínguez, responsable de BStartup, de Banco Sabadell, en la territorial de Madrid. Y añade: Queremos ser el partner financiero de referencia en el ámbito emprendedor”.

Su labor abarca campos tan variados como la formación y la financiación preferente para este tipo de compañías revolucionarias del food business, cuentas y seguros específicos, mentorías… y, por supuesto, instrumentos de inversión.

La inversión de Banco Sabadell en las startups gastronómicas oscila desde los 100.000 a los 2 millones de euros

En este caso, dos son las herramientas que aporta. Por un lado, la denominada como BStartup10, para startups en fase semilla, que reciben una inversión de 100.000 euros. Y, por otro, Sabadell Venture Capital, cuya inversión inicial propuesta oscila entre 200.000 y un millón de euros, cabiendo la posibilidad, en fase más avanzada, de llegar a los dos millones de euros.  “Hemos invertido en diez proyectos con 100.000 euros, entre ellos varios de Eatable Adventures, y tenemos un 5% de capital”, matiza Elena García Domínguez.

BANCO SABADELL Y LOS OTROS SOCIOS

Tres son los pilares sobre los que se asienta el emprendimiento social gastronómico y de la innovación tecnologíca aplicada a la gestión de establecimientos alimentarios, a la trazabilidad y transformación de los alimentos, y a la mejora de los procesos productivos de las operaciones de Eatable Adventures: restauración en cadena, alimentos y bebidas envasados, y modelos de negocios disruptivos.

“El contacto con la industria es la gran ventaja del programa de aceleración ya que se asegura la inmersión en áreas como operaciones, finanzas, marketing y comunicación guiados por los líderes del sector”, señala José Luis Cabañero. Sólo en 2017, unos cien mentores compartieron sus claves. “Trabajamos seis meses, cinco sobre la empresa, y el último los sentamos con inversores”, añade.

PSOE

El PSOE mete un hachazo a su deuda

Casi 20 millones de euros es lo que ha reducido la deuda con los bancos el PSOE. Aún así, sigue siendo de más de 50 millones de euros.

“Un ejecutivo de Coca-Cola, por ejemplo, enseñó cómo desarrollar la innovación y los procesos de adquisición de marca”, apunta Cabañero. Desde la enseña de la chispa de la vida, por su parte, indican que su ayuda se centra en facilitar el acceso a emprendedores gastronómicos a nuevas oportunidades de crecimiento e innovación: “Nuestro apoyo comprende diferentes facetas como participación en la selección de proyectos que opten al programa de incubación, participación en las ponencias de las jornadas de formación del programa, apoyo en mentoría y apadrinamiento de proyectos, entre otros”. ¿Traducido a euros? No han facilitado datos.

“Meliá nos ayuda en los conceptos de alimentación y bebidas, para que estén acorde a las necesidades de los clientes”, apunta el CEO de Eatable. Durante 2017, los cinco proyectos seleccionados en Gastroemprendedores llegaron a conseguir hasta dos millones de euros. Recientemente, y como novedad, Eatable Adventures ha puesto sobre el tablero la primera red de inversores especializados en gastronomía: Food Business Angels.

Comentarios